Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

 • El secreto de amar • Empty • El secreto de amar •

Mensaje por ariasuneko el Lun Nov 16, 2015 4:27 pm

~El secreto de amar~


Titulo: El secreto de amar
 Pareja: Jongkey
 Descripción: One-Shot • Drama



nota: todas las frases en cursiva son traslaciones de tiempo, lugar, etc.


Eres tu contra mi coherencia

 Quizá contra todo dentro de mi, han pasado años y aun sigo disfrutando de mírate en este silencio abrumador que ahoga mis pensamientos en ti. He dejado de escribir y prestar atención a la clase solo para poder mirarte. Tu rostro varonil, la anchura de tu espalda y fuertes brazos (resultado del entrenamiento de tantos años) tu cabello castaño que brilla bajo la luz del sol, de su hermosa mirada. Me encantaban aquellos ojos oscuros que siempre eran tan profundos y brillantes, siempre curiosos ante las pequeñas cosas que le ofrecía la vida. Era interesante verles perderse en nada y aun así admirarlo.  

Su vista jamás se despegaba de la ventana durante minutos, eran impuntuales pero certeros. El siempre miraba por aquella ventana y se perdía en la visión que esta le ofrecía; yo me perdí viéndolo a el, y cuando este desviaba su mirada del ventanal se encontraba con la mía, viéndole curioso. Extrañamente solo sonreía para mi y yo contestaba de la misma forma, aunque el no sabia que eso me mataba.  

Esas sonrisas dirigidas a mi eran desterradoras y me causaban un fuerte golpe en el pecho; sin embargo, era mi culpa el que él no supiera que aquella mirada que yo le regalaba era con amor y aquella sonrisa era de tristeza. Tampoco era como si algún día lo fuera a saber.

 Aunque sólo me queda sonreír y volver a mi libreta para fingir que vuelvo a la clase, la cual me tenía sin cuidado, pero las mejillas se me iban a empezar a colorear y eso seria raro.  

Empece a deslizar la pluma por la hoja suavemente, escribía los mismo pensamientos en la orilla de la página. Las cosas que siempre guardaba, cosas que le quería gritar pero que jamás saldrían de esas páginas.

 .....¿cuando empecé a amarte en secreto?......    

Cuando la campaña sonó avisando la hora de la tan esperada salida, Jonghyun y yo tomamos nuestras cosas y salimos al igual que los demás para ir cada uno a nuestra respectiva casa, la cual "por suerte o por desgracia quedaba una a lado de la otra".  

Hace nueve años Jonghyun y su familia se habían mudado a la casa de alado, desde entonces el y yo nos hicimos amigos. Amistad que con el tiempo se convirtió en hermandad para Jonghyun y un amorío para mi.  

También recuerdo cuando fue que todo eso sucedió, como fue que mi mundo dio un giro total y de repente me encontraba en un agujero, un gran agujero. Los hombres no deben amar a otros hombres, mucho menos a sus mejores amigos. Mi pubertad fue una tortura gracias a esa conclusión. Me halle de un momento a otro en esa despreciable etapa de negación de la cual aun no puedo superar, jamás la deje en el pasado como lo anhele, jamás me olvide de ese sentimiento e incluso me enamore mas de aquella persona prohibida.    Pero el nunca lo supo, para el fue un momento de depresión. Recuerdo como iba a mi casa y me sacaba de la cama obligándome a salir para divertirnos, según el no podía pasar esa parte de mi vida hundido en mis penas, el mismo dijo que los problemas pasarían y que todo se arreglaría, que él estaría conmigo para superarlo.  

Aunque el era mi problema, el jamás supo de que trataba todo ese sufrimiento, nadie mas que Minho realmente lo supo. Aquel tonto amigo mío que me apoyo en aquellos momentos difíciles, solo el sabe cuanto amor tengo hacia mi mejor amigo, solo el sabe que soy gay.  

Es difícil atormentarme con estas cosas y a la misma ves seguir con mi vida como si nunca hubieran pasado. Son un secreto. Incluso ahora, me pesa el pecho mientras río de los comentarios que hace Jonghyun sobre la escuela. Río mientras me aturden aquellos recuerdos.  

Pasamos el puente ya tan conocido y nos encontramos ya a la esquina de nuestras casas. No tomamos mas de quince minutos en llegar de la escuela a la casa y viceversa. Me encuentro un poco enfrascado en mis pensamientos que no me doy cuenta de que Jonghyun me llama repetidas veces tratando de llamar mi atención.

 -lo siento, que decías?...

 -hoy andas medio raro...- exclama un poco preocupado.- te encuentras bien?...- se pone frente a mi y con su mano toca mi frente. Se siente cálida, demasiado cálida.  

-Yah Kim Jonghyun, no soy un niño, estoy bien...- Respondo avergonzado alejándome fuera de su alcance.  

- Lo siento señor Kim, debería de llamarlo abuelo? ...- se ríe y río con el, debí esperar algo así viniendo de Jonghyun.  

- ¡Yah! Me ibas a decir algo, ¿si o no? ...- detengo las risas y el también. Me mira serio por unos segundos para después volver a acentuar aquella sonrisa en su rostro.  

- Mañana comienzan el torneo interno, quiero aprovechar este último año de preparatoria, me dedicare a los entrenamientos...- me dice tan seriamente, pero esta ilusionado con esto y lo se, se esforzó mucho para llegar a ser el capitán del equipo de baloncesto en la escuela. - no podré regresar a casa contigo, a menos de que quieras asistir a todos los partidos y a todos los entrenamientos...- Disimula bien su tono de berrinche en uno opcional. Me mira esperando una respuesta, que obviamente será afirmativa.  

- No lo se...- aunque me gusta molestarlo un poco.- me da uno poco de pereza esperarte, aparte no es emocionante solo ir a verte sudar...- Era un completo mentiroso, porque sabia que el simple echo de verlo sudar su camiseta de entrenamiento me ponía en graves problemas con mis emociones.  

-andaaaa...- el típico berrinche se hace presente. - No puedes no ir! Soy tu mejor amigo! No puedes abandonarme, aparte me aburro caminando solo!...- El puchero en su rostro y su tono tan infantil me doblan por completo, me enternecen, pero disimulo riendo, aunque también me divierto con la situación.

 -Jonghyun~ah...no pongas esa cara, no eres un niño...- se acerca a mi y me toma por los hombros, sacudiéndome.  

-Vamos~...- se ríe y yo también, es divertido ser su amigo. Por eso jamás debe enterarse de los sentimiento que guardo tras esta amistad.  

Te he amado por tanto tiempo .....  

- Kibum! Viniste a ver el partido!...- mi amigo rana se acerca a abrazarme y yo lo recibo con gusto.  

- Fui arrastrado hasta aquí, no te alegres mucho...- ambos reímos ante aquellos que obviamente era cierto.  

Reímos un poco y después aparece Jong llamándole para que se acerque al equipo. Me sonríe de vuelta y espera a que Jonghyun se vaya para acercarse a mi oído y susurrar:  

- Aunque solo vengas a ver a Jonghyun debes de apoyar a todo el equipo ya que estas aquí...- siento mis mejillas comenzar a colorarse mientras el se ríe yo miro nervioso hacia Jong que mira donde estamos. Me pongo mas nervioso y lo golpeo en el hombro.  

- No digas cosas como esas!...- le reclamos y el ríe de nuevo después de quejarse del golpe en su hombro.  

Cuando se retira me volteo en busca de un buen lugar, captando a nuestros amigos quien llaman mi atención con señas para que vaya a sentarme con ellos.  

- Taemin, onew...- les saludo y ellos de igual forma a mi.- que bueno que están aquí, no quería sentarme solo.

 - El dino nos hablo del juego en la mañana...- me sonríe el pequeño refiriéndose a Jonghyun con aquel tan popular apodo suyo.  

- Si, está entusiasmado...-  El pitido del primer saque suena justo en ese momento. El partido comienza.  

...........Me alegra verte feliz

- Vieron como Minho y yo hicimos esa jugada, la practicamos por semanas y salió perfecta...- el partido había acabado, íbamos los cinco de camino a un restaurante para comer algo. Festejaríamos la primera victoria del equipo, pero durante todo el camino ni Minho ni Jong dejaron de alardear sobre el juego. Jonghyun estaba tan emocionado que parecía un pequeño perro saliendo a pasear.  

-Lo se, fue maravillosa...- le siguió Minho.- tardamos tanto, pensé que no saldría, pero fue ¡¡perfecta!!...- ellos reían emocionado mientras nosotros tres solo los mirábamos escépticamente esperando a que terminaran su charla para hablar.  

- ¡Lo se! ¿Ustedes como la vieron chicos? ...- Jonghyun se detuvo y nos miro preguntando   - fue buena...- concluimos los tres al mismo tiempo y a Jonghyun le brillaron los ojos, incluso comenzó a saltar.

 Cuando llegamos al restaurante inmediatamente pedimos nuestra comida y comenzamos a hablar de cosas triviales entre amigos. El tiempo se fue volando y de un momento para otro ya regresábamos a casa Jonghyun y yo.  

- ¿No fue un buen día? ...- estaba tan emocionado, su tono alegre me pregunto directo deteniéndose frente a mi en aquel puente, justo a centímetros de mi rostro. Me mira emocionado esperando una respuesta. Pero mi estomago cosquilleaba, agradecía ser un poco más alto que el en esos momentos.

 - su...supongo que si...- apenas pude gesticular como respuesta.- me alegra que estés tan contento, eres el mejor, definitivamente...- me pongo nervioso y desvío la mirada sonriendo  y golpeando su frente con mi dedo pulgar.  

- ¡lo se!...- tan arrogante.- pero me alegra que seas tu quien lo diga...- tan tierno.- aunque..si harás algo como esto...- se aleja y agarra mi pulgar para apretarlo levemente.- hazlo bien...- Repite la misma acción que yo aunque más fuerte.    Me quejo sobando mi frente y el se ríe. Vuelve a subir su mano y me encojo un poco esperando un nuevo golpe, pero esta cae levemente sobre mi cabeza y revuelve mi cabello.  

- Gracias por acompañarme hoy...- se ríe sin abandonar el contacto. Me sonrojo un poco y lo esquivo caminando hacia nuestras casas.  

El me alcanza y me sonríe empujándome.      



........quiero estar a tu lado siempre



Me encuentro acostado en el tronco debajo de la sombra de aquel árbol, era hora de descanso y yo me encontraba agotado, debíamos entregar pronto un trabajo gordo, por el cual nos la pasábamos todo el día trabajando, recolectando información, escribiendo y armado, y como no, también jugando y viendo televisión, por eso terminábamos tarde. Lo habíamos aplazado demasiado, estábamos en semana de entrega, teníamos hasta mañana viernes y aun nos faltaban varias cosas que terminar. Me arrepiento de haberlo dejado para los últimos días.  

- Toma...- un peso cae sobre mis piernas y me quejo levemente mientras voy abriendo los ojos.  

Frente a mi se encontraba mi mejor amigo con una sonrisa cansado y un pan relleno en la mano derecha y en la otra un bote de leche de chocolate.  En mis piernas se encontraba lo mismo, exceptuando el sabor de la leche, el mío era de vainilla. Los tome en mis manos, abrí la leche y el pan lo deje de lado.  

- Come el pan...- me regañan mientras se sienta a mi lado en el árbol.- no has comido nada, eres muy delgado, debes de comer mejor...- me mira seriamente mientras toma mi pan en sus manos y lo destapa ofreciéndome a darme de comer en la boca.  

- Puedo hacerlo solo...- le regaño y trato de evitarlo, pero el frunce más el ceño y mueve el pedazo de masa dulce hasta que esta toca mis labios. Le miro seriamente y el a mi, es una batalla que después de un minuto decido perder. Muerdo el pan y el sonríe, ganó por esta vez.  

El día paso rápidamente, estaba tan cansado que no recordaba ninguna de la lecciones que tuvimos y ya cuando íbamos de regreso a casa me sentía como un zombi caminado, sin fuerza para dar el siguiente paso. Ninguno hablaba esta vez, solo caminábamos como dos almas en pena a punto de desmayarse, o de dormirse.

   Cuando llegamos al puente me sentí un poco mas aliviado al saber que ya casi llegábamos a casa. Pasaríamos primero a la mía a dejar mis cosas y a que me cambiara el uniforme del instituto.  

Era horrible no poder llegar a mi cama y dormir, supongo que Jonghyun sentía lo mismo al entrar a su casa, en la cual solo se encontraba su mama y su hermana mayor (ya que su papá trabajaba fueras), y no poder ir a tu cuarto a descansar. Fuimos directo a su habitación, después de saludar a su mama y a su hermana, para terminar con aquel trabajo lo mas pronto posible.  

- Ve sacando las cosas, debo cambiarme...- asentí empezando a sacar todo y ponerlo en suelo de su habitación. El se dirigió a su armario sacando su vestimenta y deshaciéndose de su uniforme.

 Odiaba ese momento, sentía como mis hormonas explotaban al ver a Jonghyun solo con la ropa interior, aunque sea de espaldas, me era imposible no sonrojarme y sentirme nervioso. Desvíe mi mirada y comencé a arreglar (inútilmente) las cosas sobre el suelo.  

Cuando él volvió se sentó a mi lado y comenzamos a terminar con este problema. Pasamos dos horas trabajando como burros y aun no terminábamos, eran las cinco de la tarde cuando la mamá de Jong, la señora Kim, subió a ofrecernos de cenar. Hicimos una pausa para bajar a comer junto a la señora y a Soodam.    

El tiempo siguió corriendo y ya dadas  las nueve y media de la noche y aun nos faltaban algunas cosas para terminar, me sentía cansado y los ojos se me cerraban por inercia. No supe cuando caí dormido en el suelo, pero cuando me levante me encontré en la cama de Jonghyun y este en sillón, también durmiendo.  

Me levante apresurado y exaltado buscando el trabajo y lo encontré ordenado y terminado sobre el escritorio de Jonghyun. Solté un suspiro relajando mis hombros, mire el reloj y marcaban las 12:47 de la madrugada. Me exalte de nuevo hasta que oí  las mantas moverse.  

- ¿Kibum?...- Oí la voz de Jong, voltee hacia él, se encontraba recargado en sus hombros rascando sus ojos, le había levantado.  

- Lo siento, te desperté...es tarde, supongo que ya me voy, puedes pasarte a tu cama yo...-

 - ¿Esta loco?...- me interrumpió.- es la una de la madrugada, no te dejare ir, mañana pasas por tu uniforme, ahora duerme aquí...- sonrío y se volvió a acostar en el sillón.

 - No, yo...- me miro de nuevo y se rió.  

- anda duerme...-  

- El pantalón es incomodo...- susurre bajo y avergonzado pero el volvió a reír. Se levanto rumbo a su ropero, tomando entre sus cosas una piyama. El solo traía un bóxer.

 - Toma, yo no la ocupo...- me la dio y volvió al sillón. La mire detenidamente era azul con letras raras y opte por usarla.  

Me la puse rápidamente, retirando mi pantalón y mi camisa. Me sentía incómodo, no era la primera ves que dormía con Jonghyun, pero la ultima ves había sido hace tres años. Definitivamente nuestros cuerpo habían cambiado, el suyo se había tonificado y estaba bien formado. El mío era tan delgado, solo había crecido algunos centímetros y puede que subido un par de kilos, aun así era delgado.  

- No puedo dejar que duermas en el sillón...- hable ya que termine, me senté sobre la cama y la culpa me acogió, el de nuevo se levanto para mirarme.- ven a tu cama, yo dormiré en el sillón...   Me levante y camine hacia el sillón, el me miro y esbozo otra sonrisa mientras se levantaba y me tomaba por los hombros acostándome nuevamente en la cama.  

- Tu duerme aquí...- me sonrió.- el sillón es cómodo... - estaba a punto de irse cuando lo tome de la mano deteniendo su andar.  

- Me harás sentir mal si duermes en el sillón, anda, es tu cama, yo puedo dormir allí...- dije señalando el sillón.  

Lo pensó por un momento y tomo en cuenta que no iba a cambiar de opinión, así que estaba a punto de caminar cuando el me detuvo a mi. Fue hasta el sillón y tomo la almohada para ponerla en la cama a lado de la otra.    Se acostó acomodándose en la orilla del la cama, dejando un espacio libre el cual palpo invitándome a tomar el lugar a su lado.

   - ¡Ven!... La cama es grande, cabemos  los dos, así nadie dormirá en el sillón...- me sostuvo de la mano y me tiro hacia el. Me acomode lentamente, después de todo me convencía que no era la primera ves que dormíamos en la misma cama.- ¿Como en los viejos tiempos, eh? ...- su voz se oía tenue y cansada, quise evitar los sentimientos que subían por mi garganta así que solo asentí.

 Sonrío abrazándome por la cintura y pegándome a su pecho, me sentía demasiado nervioso. Quise separarme, pero el me detuvo aferrándose mas a mi dejándome solo espacio para acurrucarme en su pecho.  

- Hace frío...-susurro en mi nuca- Quédate así...  

........... ¿Por qué me enamore de ti?  

 - ¡Me gustas Kim Jonghyun!...- Había sido fuerte y claro, aquella declaración iba enserio. La chica frente a nosotros estaba inclinada con una caja de chocolates en sus manos. El cabello le cubría el rostro y sus amigas la apoyaban desde atrás.  

Shin Sekyung, una de las chicas más populares de la escuela se encontraba frente a nosotros declarándole su amor a mi mejor amigo.    

De un momento a otro todos nos rodeaban y yo tome una decisión apresurada de salir "huyendo" de ahí. Tenía miedo, en verdad demasiado. Una chica como ella, bonita, popular y un sueño total para los hombres. Ella se le declaro a Jonghyun.  

Alguna ves oí del mismo Jonghyun decir que ella en verdad era bonita, bien, en algún momento tenía que pasar esto. Jonghyun ya había tenido relaciones antes, pero fue durante mi etapa de negación, en ese tiempo me hacia a la idea de que estaba mal y que en verdad me sentía feliz por el. Incluso si acepta a Sekyung, me sentiré feliz por el, aunque ahora que estoy seguro de mis sentimiento siento que mi corazón se encuentra un poco roto, aun antes de saber la respuesta.  

 Poco después el timbre de la salida sonó y tome mis cosas para después salir de ahí con un Jonghyun a mis espaldas. Intente sonreír un poco antes de darme la vuelta y mirarlo a los ojos.  

- Jong, hoy no puedo esperarte durante el entrenamiento...- le dije y el me miro triste haciendo un puchero.  

- ¿Por que? No quiero regresar solo a casa...-  

- Lo siento, no te lo había dicho, pero se lo prometí a mamá esta mañana...- le mire con una sonrisa en el rostro mientras mordía mis mejillas internas.

 - Bien... - me sonrío levemente.- pero ve con cuidado, mañana paso a buscarte...- Levanto su mano y me despeino un poco.

   - ¡Yah!...- Proteste sonriendo.- ¡No soy un niño!...- quite su mano y cargue mis cosas en mi hombro despidiéndome de el.  

Cuando le di la espalda por aquel pasillo me encontré con una sonrisa resplandeciente y un andar muy cautivo. Iba alegre, paso rozando mi hombro y pude sentir su fragancia a frutas.  

Camine lo mas rápido posible, aun mordiendo mi mejilla por dentro y sosteniendo una respiración agitada con la mano en mi cara cubriendo mi boca. Cruce las calles con un nudo en la garganta y el pecho golpeando lenta y dolorosamente.  

Para cuando llegue al inicio del puente mi cuerpo no aguante mas. Deje cae mi mochila al suelo y las grimas se sentían frías en mis mejillas, al igual que el viento que golpeaba mi rostro, seguramente patético gracias a las lagrimas que recorrían silenciosas hasta mi barbilla y después caían estrellándose contra el suelo.  

Me sentí patético, yo ya lo sabia, sabia que Jonghyun siempre seria mi amigo, pero algún día tendría otra relación de verdad amorosa y me rompería el corazón. Pero nunca creí que se sintiera tan feo ese golpe de realidad en el pecho.  

Tome mi mochila y estaba a punto de caminar cuando sentí algo vibrar en mi bolsillo, lo abrí encontrándome con un mensaje de Minho. De echo eran varios y tenía varia llamadas perdidas. Lo iba a guardar cuando recibí otra llamada de el.    Lo pensé varios segundos hasta que decidí contestar.  

-" bummie, ¿donde estabas?, me tenias preocupado"...  

-estoy a punto de llegar a casa...  

-"Bummie, yo... ¿Como estas?"  

-... Mal...  

.....................no debo amarte  



Me encontraba sentado bajo aquel árbol de nuevo, me sentía mareado últimamente, desganado y patético. Hablaba con Minho mas seguidamente y con Jonghyun últimamente apenas lo saludaba. No quería molestarlo y hacer de tercera persona en sus momentos con su novia. Me mordí el labio de tan solo pensarlo, lo había estado evitando todo el mes, ya no iba a sus entrenamientos ni a sus partidos, porque sabia que donde el estaba, estaba ella.  

Ahora sentado en aquel árbol solo era un pasa tiempo en el receso para evitar encontrarme con el. Incluso en clase solo hablamos lo necesario y agradecí que el no preguntara de mi repentino cambio, supongo que esta tan concentrado en su relación que no se ha dado cuenta de la falta de mi presencia.

 El salón era el único lugar donde ella no estaba, pero aún así era como si nos evitáramos uno al otro. El se encontraba con los auriculares puestos viendo hacia la ventana, en cambio yo no lo veía a el, me encontraba distrayendo mi atención con un amigo del salón el cual le hablaba bien pero nunca pasaba mas tiempo con el: Woonhyun, se llamaba.  

Entable de pronto mas conversación con el y los demás de su grupo durante clases que incluso deje de pasar los descansos en el árbol y comencé a comer con ellos. Pero mientras mas me acercaba a ellos mas me alejaba de Jonghyun y Jonghyun de mi.

   Eso me perturbaba, aunque no estuviera solo y hablara con el, incluso entable una buena amistad con Woonhyun, también salía más con Taemin y Minho; sin embargo, me sentía solo al caminar de regreso a casa y siempre me encontraba llorando al final del día.  

....Nunca podré olvidar este amor

   Estaba sentado junto a Woonhyun una fría mañana, ya habían pasado tres meses desde que la relación de Jonghyun había surgido y en todo ese tiempo habíamos cruzado palabras solo contadas las veces. Aquel día nos encontrábamos perdiendo el tiempo, platicando de cosas sin sentido alguno y comiendo un poco de fruta que Woonhyun había comprado.  

Nada fuera de lo común si no hubiera llegado Jonghyun a sentarse a junto a nosotros sin decir palabra alguna, cerró los ojos y se recargo en mi hombro soltando con pesadez un largo suspiro.

 Mire a Woo quien se mantenía a mi lado con una pregunta en el rostro tratando de descifrar que es lo que le sucedía ala persona en mi hombro. Ni yo lo sabia, me sorprendía el hecho de que se encontrara ahí y no con su novia, a lo mejor y había discutido con ella o algo parecido.  

No quise averiguar mas, e incluso intente romper el contacto entre los dos antes de que mis propios nervios me delataran. Pero eso no sucedió, el mismo Jonghyun se aferró de momento a otro a mi cintura, hundiendo su rostro en mi pecho. Me sentí más nervioso y volví a mira a Woohyun quien había tomado una fresa entre sus manos y ahora la admiraba detenidamente.  

Me reí un poco captando su atención, el solo sonrío mientras llevaba aquella fruta a mis boca, la cual recibí gustoso.  

- Eres una fresa...- exclamo mientras nuestras mirada conectaban, yo solo atine a reí.   -¿Una fresa?...- pregunte.- ¿puedo saber por que?  

- No lo se...- se rió tomando otra de estas frutas en su mano y después consumirla.- Me gustan las fresas...-

 Exclamo divertido mientras aún masticaba la pequeña fruta, comencé a reír nerviosamente, no por su comentario, si no porque el agarre de la persona aferrada a mi cintura se volvió mas fuerte. Me removí incomodo y trate de no prestar atención.

 Woohyun también río alegremente mientras tomaba otra de estas y me la ofrecía de nuevo, la acepté moviéndome un poco para alcanzarla, sacándome un poco aquel abrumador abrazo en mi cintura.  

Para el final del día me encontraba ya  caminando fuera de las instalaciones junto a Woohyun, iba tan distraído que cuando Jonghyun tomo mi mano no me di cuenta de que era el, incluso me asuste. Pero tampoco me dio tiempo de reaccionar, ya que este mismo comenzó a llevarme con el hacía la salida.

No pude despedirme de Woohyun ni de nadie, nos encontrábamos tan rápidamente ya unas calles lejos de la escuela, Jonghyun no me había soltado y solo comenzó a caminar rápidamente conmigo detrás tratando de seguirle el paso. Seguimos así por algunos minutos hasta que el comenzó a caminar lentamente, guiándome lejos del camino usual hacia nuestras casas.      

 .........siempre serás tu

 -¿Puedo saber que es lo que sucede contigo?...- después de caminar directamente hacia el parque por unos minutos me di cuenta de que algo andaba mal con Jonghyun. Podía oler la inestabilidad de sus pensamientos y eso solo hizo que me alterará, quizá por la preocupación.

 -¿por que me tiene que pasar algo?...- esta enfado, su voz es áspera.    - ¡Porque no es normal que estés tan enfadado!...  

Suspira fuertemente y mira a lo lejos, nos encontramos solos en el parque, a estas horas esta vacío, vuelve la mirada a mi y suspira de nuevo, relaja su ceño y desordena su cabello. El no quiere pelear, yo tampoco. Comienza a caminar y le sigo de cerca adentrándonos mas por esos solitarios caminos cubiertos con hojas secas. El otoño nos cubre en silencio, el cual decido romper.  

-¿No tenias entrenamiento hoy?...- seguimos caminando mientras me contesta.  

- He faltado a el...  

-¿Por que?...-Insisto  

- No tenía ganas de ir...- Callo, no quiere hablar de eso.  

Continuamos caminando en silencio hasta que mi teléfono vibro en mi bolsillo. Lo tomo y reviso el mensaje de Onew que acaba de llagar.

 "¿Esta Jonghyun contigo?"      

Contesto rápido.  

"Lo esta"

Vuelve a sonar antes de que siquiera pudiera guardarlo. Reviso de nuevo, es la respuesta de Onew.    

"Dile que la molesta de su novia lo esta buscando como loca, que le llame para que deje de molestarnos"

un quejido se escapa de mis labios mientras contesto

"Yo le digo"

"ya que estas con el, intenta averiguar que tiene, ha estado raro últimamente"

Leo rápido y contesto simple. Yo también lo sabia, todos estábamos sintiendo el cambio dramático de Jonghyun.  

-¿Quien era?...- me pregunta suavemente mirando hacia mi dirección, pero sin mirarme a mi.

 - Onew...-contesto.- Al parecer tu... Sekyung te ha estado buscando, parece que está preocupada...- no contesta como tal y solo afirma que escucho con un simple asentamiento.  Detengo mi paso y el también.  

- Esta...¿Esta todo en orden?...-  

-Lo esta...-suspira. -Solo quería hablar contigo...- dijo antes de soltar mi mano y caminar a paso lento hacia la solitaria banca bajo la sombra de una gran árbol, le veo sentarse y apretar sus rodilla a su pecho, con el rostro descompuesto y la mirada perdida.  

Me siento a su lado y el no se mueve durante minutos, los mismo en los cuales yo acaricio su espalda tratando de confortarlo.  

Cuando parece reaccionar recuesta su cabeza en mis piernas estirando su cuerpo por toda la banca. Su mano se aferra a la mía, entrelazando suavemente nuestros dedos.

 -¿Puedo saber que sucedió?...- susurro después de segundos.  

- me siento confundido...- aprieta mas mi mano.- yo no lo entiendo...   - ¿que no entiendes? ¿Sobre quien hablamos?...- mi corazón pulsa de temor a lo que quiera decir.

 - Yo... Creo que me enamore...- sentí la bomba caer en el centro de mi tranquilidad.  

- Eso...¿eso no es bueno?...-Tartamudeo un poco.- sekyung... Deberías estar feliz...

 - No se trata sobre Sekyung ...- me Mira a los ojos y encuentro en ellos tristeza.- es sobre mi, no se si me he enamorado, no se porque no lo he hecho de Sekyung ...- baja la mirada y corrompe mi corazón. El esta enamorado.  

- Si no es ella... No lo comprendo...- le sostengo la mirada con toda mi voluntad y continuo.-  tu y ella...   -Nunca existió un "ella y yo"...  

-Sigo sin comprender...- busco en su mirada respuestas pero el desvía su atención hacia otro punto. Me esta evitando.  

- como...- susurra con una voz tenue, deteniéndose, pensando bien sus palabras; las cuales nunca quise oír.- ¿se siente un amor no correspondido Kibum?  

Parpadeo varias veces, ahora soy yo quien evita la mirada. Lo escucho disculparse y decir algo sobre una libreta, entonces recuerdo aquella libreta que le preste hace unas semanas. Mi corazón late de dolor, no quiero creerlo, el leyó las notas. El mismo me lo confirma pidiendo perdón. Yo aun no contesto, no quiero hacerlo.  

-¡Lo lamento enserio!... - se levanta de mi regazo y chilla con la voz.- yo, no pude, tenía curiosidad pero después también me sentí triste.

- ¿triste?...-    - Si!, no sabes lo que se siente saber que tu mejor amigo ha estado enamorado por tantos años y jamás te lo contó. Se que tienes tus razones, por eso respete el hecho de que no lo mencionaras...-  

Suspiro, tiene razón, pero nunca imagine contarle sobre mi amor secreto a mi amor secreto, aunque este también fuera mi mejor amigo.  

- Perdón, pero nunca pensé que durará tanto, sentía que después de amar tanto tiempo sin recibir nada, algún día dejaría de amar...-mis ojos comienzan a picar y mi voz se siente áspera. Me hundo más en mi asiento y cubro mis ojos con mi antebrazo.  

Su voz resuena en mis oídos, esta pidiendo perdón, pero es tarde, la culpa me estremece y mi corazón se ha vuelto neblina. El me toma de los hombros y repite constantemente la misma palabra mientras me apoya en su pecho y me envuelve en sus brazos.  

-estoy mal...- susurro entre lágrimas después de unos segundos.- Se siente mal...- afirmó con voz más clara.  

-¿Se siente mal?...- su voz es tenue, muy suave, como si tuviese miedo de hablar.  

-Se siente mal... Es un campo de rosas con espinas, es un atardecer frío, es amar, dar todo, en silencio; sin esperar nada a cambio, sin saber respuestas, sin tener paz ni sueños felices. Porque los sueños son esperanzas y las esperanzas duelen cuando la realidad las destruye. Así se siente amar sin ser correspondido. Duele.  

Se queja y hunde su rostro en mi hombro, su respiración lenta se siente pesada, sus brazos dejan de tener un fuerte agarre y se deslizan fuera de mi.    -Duele...- dice.- Duele...- repite, constantemente, mientras siendo su dolor en mi hombro. ¿El que llora ahora es el viento? No, ahora el Llanto pertenece a los dos.

 .........no puedo dejar de amarte  

Después de aquel día, nadie dijo nada de regreso a casa, incluso han pasado tres días en los cuales no hemos podido hablar. Había pescado un resfriado y había pasado tres días en cama. Jonghyun pasaba todas las tardes a dejar la tarea a la puerta de mi casa, pero no entraba.

 Minho fue a visitarme y cuando le conté lo sucedido me había explicado que Jonghyun se encontraba mas extraño que nunca y que había dejado de ir a entrenar.  

Ya el jueves había podido regresar a la escuela, pero cuando llegue no encontré a Jonghyun por ningún lado, no había asistido y eso de cierta forma me remordía.  

El día paso rápido y cuando el descanso comenzó salí rápidamente del salón con Woonhyun siguiéndome el paso de cerca nos dirigimos a sentarnos bajo aquel frondoso árbol del cual ya habían brotado algunas flores.

 Durante el descanso Taemin se nos acerco y me pregunto por mi estado, reviso mi frente e incluso me pregunto por las medicinas.  

- ¿Ya te las tomaste?..- me miraba enojado mientras revisaba el pequeño bote.  

- estaba a punto...- conteste.- pero necesito ir por agua...-me iba a levantar para ir por dicha, pero Woo me detuvo.  

- Yo voy...- me dedico una sonrisa y después se marchó en busca mi agua. Me sentía un pequeño niño siendo cuidado por sus padres.

 - ¿Solo es esta debes tomar?...   -Si, mama...- bromee y el bajo el bote para mírame y pellizcar mi mejilla.- ¡Auch! ¿Cuando cambiamos los papeles? ...- el se rió y yo con el mientras tratábamos de responder aquella cuestión tan cierta.    - Mira, ahí va Sekyung...- de repente se detuvo y miro hacia donde la chica se encontraba, sola, extrañamente.  

- es raro que no este con Jonghyun...- susurre tratando de sonar casual, pero cuando me voltee a ver a Taemin este me miraba escéptico.  

- ¿en serio?...- me cuestiono  

- ¿en serio que?...- trate de reír pero no cambio nada.  

-¿Jonghyun es tu mejor amigo y no sabes que hace tres días que corto con Sekyung?...- su tono era tan exagerado y dramático como la situación. Había cortado con ella.    - No, no lo sabia...

 - De hecho fue gracioso desde un principio...- comento

 - ¿Por que?...-tenía cierta curiosidad

 - Jonghyun desde un principio, desde que se confeso le dijo que el tenía a alguien especial. Pero ella aun así acepto salir con el a base de que el estaba enamorado de otra persona...- un golpe cruzo mi pecho, no sabia si era peor que Jonghyun tuviera novia o el sabes que el ya estaba enamorado de alguien mas desde hace tanto tiempo.

 Alguien especial  

........... ¿Por qué no pude enamorarme de alguien mas?

 Esa tarde estaba dispuesto a regresarle el favor a Jonghyun y llevarle los apuntes del día. Aunque irónicamente también quería hablar con el. Pero cuando llegue y toque la puerta nadie me respondió aun después de insistir. Al día siguiente fue lo mismo.

 Pasaron los meses, hace un tiempo atrás nos habíamos enterado de que Jonghyun había sido dado de baja en la escuela.

 Nadie mas sabia donde se encontraba ni que le había pasado, ni siquiera yo. No tuvo contacto con nadie y no le explico a nadie, solo desapareció.  

Un día de verano, me entraba sentado en el parque, solo, con los recuerdos y oprimiendo el dolor. Ese día cuando regrese a casa me encontré con un paquete en la puerta de mi casa.

 Entre a mi cuarto y cuando lo abrí no pude evitar que las lagrimas me llenaran. Era aquella libreta, la misma que había perdido tras la ida de Jonghyun. Venia de Japón.

Pero cuando la abro no pude evitar sentir que el mundo se me venia encima. Justo debajo de aquellas palabras escritas por mi a tinta rosa se encontraban otras, otras escritas a tinta negra.              

 ............ Nunca sabrás cuanto te amo        

   Quizá no tanto, como yo te amo a ti...
                   
ariasuneko
avatar

Femenino

I ♥ ~♥Key♥~
Mensajes 31

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.