Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A thousand years (JK) Empty A thousand years (JK)

Mensaje por Mizuki Lee' Sakurai el Dom Abr 20, 2014 11:24 pm

Titulo: A thousand years.
Autor: Mizuki Lee’ Sakurai
Género: Shaoi 7u7 Romántico, Lime.
Parejas: JongKey (Jonghyun + Key)
Personajes: Antes mencionados.
Nota: Bueno este one-shot lo escribí hace muchito, el año pasado, para un concurso, aunque no recuerdo de qué era, creo que de un grupo JK. No lo había publicado porque estuve súper inactiva en el foro y apenas estoy regresando. Está medio rarito porque no sé escribir bien kkk, pero espero que les guste mucho.




A thousand years~:

22 de septiembre, 2011
Querido Diario: (Insisto, esto sólo lo hacen las niñas, pero bueno)
Es el primer día que escribo aquí, todo porque mi mamá me prometió que si compraba un diario no me mandaría con un psicólogo de nuevo. Y prefiero esto en vez de estar haciendo dibujitos tontos todo el día. Como sea, mañana debo hacer servicio comunitario, tsk yo que tenía una cita con Jessica, supongo que se molestará mucho pero no importa, hay muchas chicas a las que puedo invitar a salir. Al menos aún no soy mayor de edad, podría estar escribiéndote desde la cárcel en este momento kkk. En cambio, sólo me obligarán a visitar niños con cáncer, debo jugar con ellos y “enseñarles a seguir el camino del bien” Ja, como si yo lo siguiera alguna vez. Si este será mi castigo cada vez que golpee accidentalmente a un profesor, entonces supongo que no está tan mal…
Bueno, Taemin llegó y vamos a ir a molestar a los novatos de primero. Mañana te cuento cómo me fue.

Jonghyun~

~~~

23 de septiembre, 2011
Querido Diario:
Llegué del hospital, y debo decir que no estuvo tan mal como yo esperaba. Tuve que jugar con niños pequeños, pero se veían tan aburridos que me sacrifiqué kkk~ Jugamos a las escondidas, a los cochecitos y muchas bobadas más que no hacía desde que tenía 6 años. Incluso tengo un nuevo mejor amigo, se llama Minki y es un niño tan tierno, cuando sea más grande lo uniré a mi banda, me recuerda a mí cuando tenía su edad, porque tiene ese aire rebelde que yo siempre he tenido. Ojalá viva lo suficiente para llegar a mi edad. Una de las enfermeras (muy sexy, sólo para aclarar) me dijo que a la mayoría de los niños con los que estuve les quedan pocos años de vida, pero se ven tan fuertes y llenos de energía, no se pueden morir pronto ¿o si?
Lo que más me gustó de ahí, y no lo admitiré en voz alta, fue un chico. Hey, ¡no soy gay! Pero él era absolutamente hermoso, comenzando con su cabello, parece que lleva poco tiempo enfermo porque su cabello era muy bello, de un color castaño aunque probablemente era teñido, pero no importa, se le veía perfecto. Su piel, tan blanca, sin ninguna pizca de imperfecciones. Y esos labios… Con sólo verlos me dieron ganas de besarlos, se veían tan deliciosos.  ¡Pero no soy gay! Rayos… Si fuera una chica, y no estuviera acostado en una cama de hospital todo el día, ya lo hubiera invitado a salir. Claro, con el pequeño detalle de que me ignoró todo el día. Todo. Intenté preguntarle su nombre pero sólo se quedó viendo al frente, como si estuviera hipnotizado o algo parecido. La enfermera sexy me dijo que hoy fue su cumpleaños, pero ninguno de sus familiares fue a visitarlo. Tal vez por eso estaba tan triste.
Creo que mañana iré a visitarlo saliendo de la escuela. Lo acosaré y lo acosaré hasta que me diga su nombre, lo que le gusta, su comida favorita… tsk ¡quiero saberlo todo! Debo estar así sólo porque me ignoró ¿cierto? No es como que me haya enamorado ni nada de eso… No…


~~~

26 de septiembre, 2011
Querido Diario:

¡¡Se llama Kim Kibum!! El chico hermoso y perfecto del hospital se llama Kibum. Te dije que conseguiría su nombre kkk y no sólo eso. Es un año menor que yo, lleva apenas un mes en el hospital y no recuerdo qué tipo de cáncer tiene pero lo que importa es que no es tan grave. Lo que significa que aún lo tendré  conmigo por muchos años más.
Te preguntarás cómo conseguí toda esa información y pues… no, no me la dio él. Sigue ignorándome. Sólo se queda mirando hacia la puerta, como si esperara a que alguien llegara. Hoy que fui a verlo, incluso intenté hacer muecas graciosas, quería ver su sonrisa pero sólo miró a otro lado. Fingiendo que yo no estaba ahí.
No sé por qué no me habla. Le he llevado dulces y panquecitos con el cubierto rosa, pues parece que es su color favorito (tampoco lo supe gracias a él). ¿Será que soy tan guapo y se siente intimidado? Ojalá así sea. Nunca me había esforzado tanto por obtener la atención de alguien. Mucho menos de un chico.
~~~
02 de octubre, 2011
Querido Diario:
Mi mamá cree que soy un vándalo que se va a graffitear todas las tardes. Y obviamente no me creyó cuando le dije que en realidad lo que hago es ir al hospital, al área de los niños con cáncer. Bueno, si yo fuera ella tampoco me creería.
Le llevé un globo de helio a Bummie. Sí, ahora hasta un apodo le puse. Aunque sigue ignorándome, pude escuchar que susurró un pequeñísimo “gracias” cuando me alejaba de su cama. Es la primera vez que siento mariposas en el estómago, y todo por escuchar aunque sea un poco de su voz.

~~~

15 de octubre, 2011

Diariecito mío de mi corazón~: [Nota lo feliz que me encuentro]
¡Hablamos hoy! Usó su hermosa y melodiosa voz para decirme algo. Te juro que ahora mismo estoy bailando sobre mi cama. Tiene la voz más perfecta que alguna vez escuché. ¿Y sabes lo que me dijo? “Te veo mañana”
¡Al fin me permitió seguir visitándolo! Aunque después de casi un mes no me sorprende que se haya acostumbrado a tenerme ahí.
Le escribí una canción. Se llama “Nothing Better” y es la cosa más melosa y cursi que alguna vez haya salido de mi retorcida mente. Pero así es como me siento cuando estoy a su lado.

~~~

—Es la canción que me cantaste en navidad. —Lo miré frunciendo el ceño, cosa que sucedía cada vez que intentaba recordar algo. Asentí dándole la razón, al igual que un beso en la frente e hice una señal con mi mano, insistiéndole que no dejara de leer mi preciado diario, pero en lugar de eso cerró el cuaderno y recargó su cabeza sobre mi hombro. —Si la escribiste en octubre, ¿por qué esperaste tanto para cantármela?
—Bummie… -Entrecerré mis ojos como si la respuesta de aquello fuese demasiado obvia y logré que rodara los ojos. —“Te veo mañana” —Imité su voz lo mejor que pude, haciéndole soltar una suave risa, de esas que eran mis favoritas.
—¡Yah! Me parecías un bobo Kim Jonghyun. Lo sabes.  —Ahora yo rodé los ojos. Esa explicación aún no lograba convencerme. Le llevé regalos, dulces, toda clase de cosas que pasaban por mi mente para intentar conquistarlo, ¿y aún así me creía un bobo?
—Sigue leyendo amor. —Desvié la mirada intentando hacer notar mi fingida molestia y a cambio recibí un beso en la mejilla. Sus besos siempre me hacían sonreír como idiota. Abrió el cuaderno en una página al azar y de nuevo me uní a él en la lectura.
03 de enero, 2012
Querido Diario:

Bummie de nuevo volvió a decaer. Se suponía que con el nuevo medicamento el vómito dejaría de aparecer, pero parece que no funcionó. A veces pienso que los medicamentos sólo funcionan para gastar dinero en ellos.
Le hicieron nuevos estudios. El cáncer “inofensivo” avanzó hasta su riñón y probablemente van a operarlo. Mañana. ¿Sabes cómo me hace sentir eso? Yo quería pedirle a la enfermera que lo dejara salir para celebrar nuestro primer aniversario de un mes. En cambio tendré que estar angustiado en la sala de espera.

~~~
05 de enero, 2012
Querido Diario:

Estás consciente de que no creo en ningún tipo de dios, no es lo mío. Pero de seguro los aliens son muy poderosos porque ¡Bummie ya está bien! Incluso hoy festejamos nuestro “mesversario” en su habitación del hospital.
Sólo espero que para el segundo mes lo pueda llevar al lago que visité hace poco. Sería lindo estar ahí con él.

~~~

07 de marzo, 2012
Querido Diario:

Hoy vi una película americana, honestamente no recuerdo el nombre pero hablaba sobre una niña con cáncer, y es bastante obvio que pensé en mi Kibum. Él no quiso verla conmigo, dijo que comenzaría a llorar si lo hacía y le creo.
Hubo una escena en la que tiene su primera vez con un chico también enfermo, y resultó ser perfecto para ambos. Aunque días después el chico fallece.
Sé que no tiene nada que ver pero… ¿será muy pronto para hacer el amor con mi Kibummie?


~~~

—Eso lo explica. –La voz de mi novio me sacó de mis recuerdos y lo miré completamente confundido. —Toda esa semana estuviste como loco cuando te dije que quería perder mi virginidad luego del matrimonio.
Mis mejillas ardían. ¿Sería eso un sonrojo? Ni siquiera quise pensarlo, estaba seguro de que sí. —Y te dije que voy a esperarte ¿no? En cuanto salgas de aquí nos casaremos. —Podía decir cosas como esas fácilmente, porque eran palabras sinceras. A más de un año siendo novio de ese chico tan perfecto recostado sobre mi pecho, estaba más que seguro que pasaría mi vida entera a su lado.
—¿Qué pasará si no salgo de aquí? —Odiaba escuchar aquello. Cada vez que Kibum lo mencionaba, era igual a que si dijera que ya no me ama. Y él bien lo sabía. —Debemos ser realistas Jjong. Y no quiero morir virgen. —Mis ojos se concentraron en los contrarios, esperando encontrarle la broma para nada graciosa a sus palabras. Pero no fue así.
—En ese caso, mañana iremos a la cabaña del lago y te haré mío. Así no tendrás que preocuparte por eso. —Tomé el cuaderno entre mis manos, intentando volver a centrar su atención en mis relatos, más sólo escuché un suspiro de alivio.
—Creí que te negarías a hacerlo conmigo. —Sus palabras me confundieron aún más de lo que ya estaba. —Entonces pidamos permiso para ir mañana.

23 de Junio, 2012
Querido Diario:

¿Recuerdas lo que te dije que haría ayer? Pues bueno, lo hice. Y creo que fue un error porque el papá de Bummie casi me dispara con la escopeta que tiene de adorno en su sala. ¿Qué tiene de malo que quiera casarme con mi novio? Tsk, ese hombre es un histérico. Mi papá sólo me dijo que no me llevaría por el altar. Jaja, como si yo fuese la novia.
No importa si los padres de Bummie no nos aceptan. Yo lo amo, y él a mi. No necesitamos nada más.

~~~

27 de Junio, 2012
Querido Diario:

Me prohibieron ver a Kibum.

No estoy de humor para contarte.


~~~

—Mi papá aún me echa en cara el golpe que le diste. —No pude evitar reír al llegar ese recuerdo a mi mente. Ahora me arrepiento de haber golpeado a mi suegro, pero en ese momento fue increíble. Le entregué a Bummie el vaso de agua que me pidió y bebió su contenido en menos de tres segundos. Debe ser gracias a los medicamentos tanta sed que tiene todo el tiempo. Me recuesto a su lado en la cama tamaño matrimonial que tiene la cabaña de mis padres. Fue difícil lograr que dejaran salir a Kibum, pero luego de buenos resultados en sus últimos exámenes, no tenían ninguna excusa para no dejarlo salir conmigo. El viaje en auto fue callado. Gracias a Kibum, que durmió todo el tiempo. “No quiero estar agotado cuando lleguemos” Fue la explicación que me dio, y supe precisamente a lo que se refería. —¿Crees que me duela?

Miré a mi novio con clara ternura ante esa pregunta. Retiré el vaso vacío, dejándolo en la mesita de al lado y me coloqué sobre su cuerpo, aunque con extremo cuidado para no aplastarlo. —No lo sé, pero prometo que seré muy cuidadoso. —Me acerqué a sus labios y lo besé con tranquilidad. Estaba nervioso, eso se notaba a distancia, pero planeaba que nuestra primera vez fuese perfecta. Él se lo merecía.
Poco a poco el beso subió de intensidad y la habitación, al igual que nuestros cuerpos, se inundaron de un calor inexplicable. Noté su frente perlada en sudor y luego de que mi novio asintiera, proseguí a quitarle las prendas. Parecía eterno el tiempo que empleaba en esto, pero era sólo porque con cada roce, daba un pequeño beso a la parte de su blanca piel que quedaba descubierta. Pronto lo único que se distinguían por la poca luz de la habitación eran sus rosados botones y como si no tuviera otra opción, los estrujé entre mis labios, descubriendo que se erectaban sólo con un simple roce.
Al cabo de algunos minutos pude observar su cuerpo como llegó al mundo. Sin una sola estorbosa prenda. Y yo me encontraba igual.
Como se lo había prometido, fui lo más cuidadoso que pude. Iba preparado, nada más y nada menos que con una botella de lubricante, con la cual mojé su entrada.
Descubrí que sus gemidos eran igual de dulces y melodiosos que sus risas, su voz, sus sollozos. Todo lo que salía de su boca parecía traído de otra dimensión. No tenía comparación con nada que existiera en este mundo.
Y cuando creí que lo más delicioso del universo eran sus labios, su semen llenó por completo mi boca, haciéndome descubrir de una maravillosa manera que su esencia es aún más exquisita. ¿Cuántas cosas no sabía sobre mi novio? No importaba, esa noche podía experimentar con cada centímetro y rincón de su cuerpo.
Cuando al fin pude estar en su interior, entrando y saliendo con ese movimiento frenético que más que causarle dolor, lo hacía pedir por más, supe que no quería alejarme nunca de él. Más allá del placer que lograra producirme, o aún más el que yo le diera a cambio. Esa noche compartimos nuestro amor de la forma más hermosa y natural que podíamos.

04 de Febrero, 2013
Querido Diario:
Ya no soporto esta espera.  ¿Cómo es posible que ayer todo estuviese perfectamente bien entre Bummie y yo, y ahora todo comienza a desmoronarse?
¿Por qué luego de nuestra primera noche juntos tuvo que pasar esto?
La mamá de Bummie dice que no es mi culpa. ¿Y si le hice daño?
No puedo dejar de llorar. ¡Lleva más de 12 horas ahí dentro y lo único que puedo hacer es contarle a un estúpido cuaderno cómo me siento!

~~~
—Ya puedes pasar Jongie. – La enfermera que alguna vez me pareció sexy, ahora me invita a despedirme de mi novio. Irónico ¿cierto? Aunque no tengo ni ánimos para pensar en eso.
Su piel luce más pálida de lo habitual. De nuevo no tiene ni rastro de cabello sobre su cabeza y sus labios lucen agrietados y púrpuras. Aún así me sigue pareciendo el ser más bello sobre el planeta y jamás cambiaré de idea.

—¿Te duele mucho? –Pregunté al notar que se sobaba las sienes y negó varias veces, intentando esbozar una sonrisa que nunca apareció en sus labios. Debía ser fuerte para los dos y ahora sólo puedo limpiar las lágrimas que escurren por mis mejillas. ¿Por qué debo despedirme de él? Aún no nos casamos, ni adoptamos diez cachorros. Aún no tenemos nuestra segunda vez, nos faltan miles todavía. —Te amo Kim Kibum. No temas. Te he amado por mil años y te amaré por mil más. —Cierro mi promesa con un beso lleno de necesidad, húmedo a causa de las lágrimas que ambos desechamos y parecen no tener fin.
—No quiero irme Jonghyun. Aún no. —Cierra los ojos y sé que su pulso disminuye. Su respiración se acompasa poco a poco a causa del estúpido pulmón que ya no le funciona. Y yo sólo puedo llorar. No quiero dejarlo ir y lo aferro a mi cuerpo. Pero sé que ya no puedo hacer nada.
—¡Joven Kim, hágase a un lado! —Me niego a moverme de donde estoy. No dejaré solo a Bummie mientras se desprende de su cuerpo. De mí. —Joven Kim, ¡Encontramos un donador, déjenos salvar a su novio! —Esas palabras llegan como una descarga eléctrica sobre mi cuerpo y me retiro de donde estoy.
Sólo pasan, a mi parecer, dos segundos y mi Bummie ya está de nuevo en el quirófano. No entiendo nada. No sé qué pasa.

05 de Febrero, 2013
Querido Diario:
¿Crees que exista un tipo de dios vigilándonos a todos? Kibum ha insistido ya más de veinte veces con eso y no sé con cuál botón apagarlo.

~~~

—Si no existe Dios, ¿entonces por qué sigo aquí? —Me reta antes de que pueda seguir escribiendo y logro ver su ceja alzada, desafiándome. Me acerco a él y sin más lo beso. Esos labios púrpuras y rígidos me parecen lo más delicioso en el planeta.
—Porque te amo. —Es la brillante respuesta que mi cabeza logra formular. Es por eso que estará un día más, y toda una vida a mi lado. Porque al parecer una fuerza mayor hizo que todos sus órganos estén sanos de nuevo, que si bien no son los mismos con los que se formó su cuerpo, ahora son sanos.
—Iremos a la cabaña pronto ¿verdad? —Sonrío de esa manera inmensa que me ha acompañado desde que despertó de su operación y asiento repetidas veces. De nuevo lo beso. No pienso dejar de hacerlo  nunca. Ni sus labios, ni su cuerpo están a salvo. Casi lo pierdo y no volveré a desaprovechar ni un solo día más a su lado.
—Nos amaremos por otros mil años, Kibummie. —Le aseguro dejando un beso sobre su frente y tomo su mano con delicadeza.
No tengo planeada otra vida diferente si no es al lado de este chico.

Jamás creí que amaría a alguien como lo haría a él.

Y estoy más que seguro que nuestro amor durará mil años más.


No te dejaré ir tan fácil Kim Kibum.



05 de Febrero, 2013, antes de dormir.
Soy feliz.
Él me hace feliz.


~FIN~
Mizuki Lee' Sakurai
Mizuki Lee' Sakurai

Femenino

I ♥ Taeminnie~
Mensajes 598
https://www.facebook.com/mizuki.leesakurai

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.