Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por Bithae el Lun Abr 30, 2012 11:37 am

Título: ¿Odio el Fútbol?
Autor: Faby Estrada
Género: Romántico & Lemon
Parejas: MinKey♥
Dedicatoria: Dedicado completamente a Tere♥: Bebé, tal vez no es lo que esperabas, pero hice mi mejor esfuerzo, disculpa mi asquerosa tardanza, Te Amo c:
Nota: Faby is back... Faby is back, back, back xD. He regresadoooo! :3 siento tanto haberme ido sin avisar. Porque me fui sin avisar no? jaja de repente desaparecí y no saben cuanto cuanto sufrí asdfasdf fue horrible jaja aunque mi experiencia fue muy bonita :D
Luego les contaré con más calma las cosas. Por ahora les dejo este pequeño shot minkey :3
PS: He escrito mucho y tengo varios pendientes, pero necesito pasarlos a la compu y eso lleva tiempo, además, no tengo internet ;_;




¿Odio el Fútbol?




- Que. No. Quiero ¡¿Es tan difícil de entender?!
Minho suspiró al escuchar el grito de su novio. Llevaba tan solo unos minutos tratando de convencerlo para que asistiera con él a un partido en el que Corea del Sur se enfrentaría a Japón; un partido importante para él y el resto de los ciudadanos de Corea. Y tal y como había esperado, el rubio se negó rotundamente.
- Anda, gatito – le suplicó, alzando la mano para tratar de alcanzarlo, pero fue imposible. KiBum se alejó dos pasos, haciendo un puchero con las manos cruzadas sobre el pecho.
- Sabes que odio el fútbol, ¿Por qué insistes?
- Porque quiero pasar tiempo contigo – contestó el alto mientras se paraba del sillón en donde se encontraba e iba tras él. Tal vez eso no era del todo cierto, también lo hacía porque era un partido importante y necesitaba ir a apoyar a los jugadores de su deporte favorito -. Anda ¿sí? – le insistió.
- ¿Y por qué ir a un maldito partido de futbol cuando puedes verlo por televisión? – rezongó el otro, alejándose mucho más.
Minho lo siguió y se paró junto a él, para luego pasarle los brazos alrededor de la cintura. Key le ronroneó cuando le rozó el cuello con la nariz.
- No seas así, gatito. Cúmpleme ese capricho – le susurró al oído – Yo sé que terminará gustándote. Lo haré especial, lo prometo.
Key hizo ademán de alejarse ante aquella petición, pero él no lo dejó. Le capturó el lóbulo de la oreja, lamiéndolo y mordiéndolo a su antojo; para luego soltar un pequeño e incitante soplido sobre la misma. Se mordió el labio, sonriendo, al percatarse del estremecimiento que provocó en el cuerpo de Key aquella acción.
- Te odio – el alto soltó una risotada. Sabía que la falsa declaración de Key era sinónimo de su victoria.
- También te amo – contestó sínico, recibiendo un pequeño golpe en el hombro.
Con otra carcajada se alejó del oído de Key, no sin antes haberle dado un último lametón. Lo miró a los ojos mientras bajaba lentamente la mano que tenía en la esbelta cintura hasta llegar al exquisito trasero. Le encantaba discutir con él, ese baile del “no quiero” y “por favor” que la mayoría de las veces protagonizaban, le hacía enamorarse mucho más de KiBum; era adorable la forma en la que se negaba a hacer algo que no quería.
Key jadeó al sentir la enorme mano cerrarse sobre su glúteo. En verdad odiaba a Minho, lo odiaba por saber de qué forma doblegarlo, era un maldito bastardo capaz de…
- Sé que terminará por gustarte, amor – La voz del alto lo sacó de su ensimismamiento y no supo si Minho seguía hablando del asqueroso partido de fútbol o de lo que claramente estaban por hacer.
- ¿Qué? – preguntó ceñudo
- Del odio al amor ¿Recuerdas?
Key soltó una carcajada, llevando sus pensamientos al pasado.
Recordó el día en que conoció al futbolista y compañero de clases: Choi Minho. Recordó que en cuanto lo vio, lo odió. Porque ese chico; flaco y larguirucho, le había llamado la atención como ningún otro.
Porque era guapo e imposible.
Porque se le había metido en el alma.
Porque tenía novio: Kim Jonghyun.
Recorrió los fuertes hombros y el cuello con las manos, obligándose a terminar con los recuerdos, no valía la pena acordarse del tiempo que sufrió por no tener al deportista de ojos grandes a su lado. Lo que importaba era el presente.
- Lo recuerdo perfectamente, bebé – contestó, entrelazando los dedos en el largo y sedoso cabello negro, dándole un corto beso en la quijada -, pero creo que no será posible que eso pase con el fútbol.
Minho cerró los ojos, disfrutando de las caricias que su novio le daba en la nuca. Suspiró, comenzando a buscar los hermosos labios; quería devorarlos y saborearlos a conciencia. Tras acariciarle la cadera, murmuró el nombre de Key cuando escuchó el suyo salir de los ajenos, para después fundirse en un demandante y apasionado beso. Sentir aquella boca moviéndose expertamente sobre la suya lo volvía loco y cuando sus lenguas se encontraron, su miembro se endureció al instante. ¡Por Dios! KiBum lo desequilibraba de sobremanera.
Incapaz de mantenerse quieto, intensificó el beso cuando Key saltó y le enroscó las largas piernas en la cintura. Sostuvo con fuerza el delicado cuerpo que se frotaba descaradamente sobre el suyo mientras soltaba gemidos y le mordía el labio en ocasiones. Así le gustaba que fuera su gatito: desesperado y necesitado entre sus brazos.
Sonrió, metiendo la mano dentro de la camisa del mayor, presionándole con la otra el trasero; obligándose a sacar un gemido al sentir la excitación de Key sobre su abdomen.
Con pasos torpes, los llevó al sillón, poniéndose encima del inquieto cuerpo. Le recorrió desesperadamente el blanco y suave torso al tiempo que abandonaba su boca y dejaba un reguero de besos por su cuello.
Ninguno de los dos hablaba, no había necesidad. Todo lo que querían decir, lo expresaban con sus caricias y besos. Se necesitaban tanto, se amaban hasta el grado de creer que les explotaría el pecho; estaban hecho el uno para el otro y jamás se separarían. De eso estaba completamente seguro.
Minho soltó un gruñido mientras simulaba una embestida; necesitaba tanto estar dentro de Key que le estaba costando la misma vida quedarse vestido para no penetrarlo de una sola estocada y acabar de una vez por todas con el insoportable bulto de sus pantalones. Pero no, a él le gustaban las cosas así: lentas y apasionadas.
Aprovechó el momento en que Key arqueó la espalda en su segunda embestida para meter su traviesa mano por debajo. Lo atrajo hacia él mientras se ponía de rodillas y se sentaba sobre sus talones. Con un último beso profundo, le sacó la camisa por la cabeza y entonces lo admiró. KiBum era tan magnífico con la respiración acelerada, las mejillas sonrojadas, los labios hinchados y abiertos; todo en él era glorioso.
- Hola – le dijo, bajando la cabeza para succionarle la piel del cuello. Oh, Dios, jamás se cansaría de saborear la nívea piel.
Key gimió fuerte en el instante en que Minho descendió y capturó su pezón. Jesucristo, era un experto en torturarlo; su lentitud y pasión a la hora de hacerlo, lo dejaban fuera de combate; pero él no tenía nada de paciencia, así que, incapaz de soportar un minuto más estar vestido, se echó hacia atrás, apoyando las manos en el sillón. No tuvo la necesidad de decirle a Minho lo que quería, el alto lo conocía tan bien, que en cuanto vio aquella acción, comenzó a quitarle el pantalón. El rubio se recostó para alzar las caderas y pasar las piernas por delante de Minho, haciendo más fácil la tarea de mandar el pantalón y el bóxer al carajo de una vez por todas. Pudo notar el brillo intenso en los ojos del pelinegro al verlo así: completamente desnudo. Y eso terminó por ponerlo mucho más duro y apurado de lo que ya estaba.
A Minho se le hizo agua la boca al observar lo que tenía debajo de él. Dios Bendito, tenía el novio más hermoso del universo. Key era su motor, su alma gemela; su todo. Por él haría hasta lo imposible con tal de verlo feliz y satisfecho. Y en ese preciso momento lo único que se le venía a la cabeza para cumplirlo, era hacerle el amor hasta el cansancio.
Cuando descendió y se acomodó nuevamente sobre Key, éste lo detuvo, poniéndole una mano sobre el pecho
- Quítate la ropa – le ordenó jadeante.
Minho no protestó, la verdad era que la idea de quitarse la ropa le había parecido tentadora varios minutos atrás. Se puso de pie, quitándose la camisa, el pantalón y bóxer en un santiamén y, antes de que pudiera regresar a su antigua posición, sintió las delicadas manos de Key recorriéndole la espalda mientras dejaba húmedos besos sobre sus omóplatos. Sonrió cuando el rubio se deslizó como un elegante felino hasta quedar frente a él, con ese delicioso ronroneo; lamiéndole la piel y frotándose deliciosamente en su cuerpo.
Key lo empujó al sillón con una sonrisa malévola plasmada en el rostro. ¡Mierda!, esa sonrisa lo hacía ponerse a sudar como un drogadicto en abstinencia. Y cuando Key se arrodilló frente a él, se le tensó la mandíbula, porque sabía lo que estaba por venir y casi tuvo un orgasmo al imaginarlo.
Key yacía de rodillas contemplando la maravillosa erección de su novio. Se humedeció los labios al momento que alargaba un brazo y lo tomaba en la mano.
Joooderrrrrrr, amaba sentirlo así; tan grueso, firme y palpitante. La espera por tenerlo en su interior se hacía cada vez más difícil, pero no importaba; sabía que tendría una deliciosa recompensa por el tiempo esperado.
Sus ojos gatunos se alzaron en el momento en que escuchó un grave y gutural gemido. Su mirada se cruzó con la de Minho antes de que el alto le suplicara entre suspiros.
- Por favor, amor – jadeó –. Deja de castigarme de esta manera.
Key le puso un dedo sobre los labios y, sin dejar de mirarlo, se llevó el orgulloso y duro miembro a la boca
Minho casi gritó cuando sintió la cálida y húmeda cavidad fusionarse con su pene; aferró las manos en los cojines, tratando desesperadamente de frenar sus deseos de embestir aquella boca que subía y bajaba por su carne.
¡Sagrada Mierda!, aquella lengua trazando círculos alrededor de su punta le hacía poner los ojos en blanco.
La cabeza comenzó a darle vueltas cuando el mayor le pellizcó los pezones y esta vez, no pudo resistir el impulso de alzar las caderas. Oh, el paraíso, él estaba en el paraíso.
Mientras succionaba el duro sexo de Minho, Key se deleitó recorriendo con las manos, el firme y musculoso cuerpo, aquellos cuadros en el abdomen se tensaban bajo su tacto, la capa de sudor que lo cubría lo hacía resbaladizo y tentador. Mmm~ se apartó un poco de aquella carne para luego saborear uno de sus testículos al tiempo que le daba placer con la mano. Supo en el momento exacto en que Minho alcanzó la liberación y, a pesar de eso, no dejó de estimularlo por un buen rato.
Satisfecho con su trabajo, se apartó con una pequeña sonrisa en la cara, misma que el alto borró cuando le agarró el rostro entre las manos y le dio un beso rudo y embriagador. Entre jadeos y caricias, KiBum montó a horcajadas sobre él, sin apartarse de su boca, buscó a tientas el cajón de la mesita junto al sillón, pero al ver que no tenía éxito, detuvo lo que hacía.
- Espera, espera.
- ¿Qué cosa? – gruñó Minho mientras lo veía abrir el cajón
- Lubricante, toma – le dijo, pasándole el recipiente -, pónmelo. Rápido.
Minho le obedeció y puso un poco sobre sus dedos.
- Ven acá, gatito – le ordenó con voz ronca.
Key se abalanzó sobre él, capturándole los labios nuevamente. Gimió, despegándose de su boca al sentir el líquido y los largos dedos de Minho entrando en su angosta cavidad.
- Quita tus dedos de una maldita vez – suspiró –, y destrózame, bebé. Te quiero muy, pero muy dentro de mí.
Y así lo hizo. Minho sustituyó sus dedos por su otra vez erecto miembro. Los dos gritaron cuando Key se dejó caer y se unieron por completo. El alto tuvo que apretar los ojos para tratar de contener el orgasmo inmediato que las apretadas paredes carnales de Key le provocaron.
Él lo montó, plantando sus manos y enterrando las uñas sobre sus pectorales mientras trataba de encontrar un ritmo adecuado.
Y vaya que lo encontró.
Minho le sostuvo las caderas, haciendo los movimientos cada vez más y más exigentes, embelesándose con el vaivén del miembro despierto de Key.
- Ah~, gatito – murmuró –. Eres tan hermoso.
Key le sonrió poniendo una de sus manos encima de la de él mientras lo guiaba a su entrepierna.
- Ámame, Minho – le dijo mientras el alto cerraba los dedos alrededor de su firme carne.
- Te amo, KiBum y siempre lo haré – le contestó él, alzándose para besarlo al tiempo que comenzaba a masturbarlo.
Sus jadeos se aceleraban con la deliciosa fricción de sus sudorosos cuerpos. Estar fundidos era como estar acariciando el cielo con las manos.
Y aun así, el alto quería más. Tras su descubrimiento de insatisfacción, plantó las manos en el sillón, para luego empezar a embestirlo rápida y magistralmente.
Key gritó, rasguñándole el pecho mientras el orgasmo lo alcanzaba y, agarrando fuerzas de quien sabe dónde, Minho aceleró sus embates, alcanzándolo en su liberación.
Key cayó sobre él, agitado y satisfecho. Soltó una diminuta carcajada, besándole la mandíbula.
- Eres una bestia.
Minho alzó una ceja, desviando la mirada hacía su pecho, el cual estaba rojo por las marcas que él le había hecho con las uñas.
Key se carcajeó para luego bajar y besarle cada uno de los rasguños.
- Lo siento, bebé
- No lo sientas – lo cortó –. Me gusta cómo eres, gatito. Me gustas completito.
Con una sonrisa satisfecha, Key se quitó de encima, gimiendo cuando el miembro de Minho abandonó su entrada. Estaba agotado, necesitaba un poco de agua.
Iba directo a la cocina cuando la voz de Minho lo detuvo
- Entonces – le dijo el alto -. ¿Irás?
Key se giró indignado.
- ¿Acaso eso fue sexo de convencimiento?
Minho negó con el ceño fruncido.
- Yo no acabo de tener sexo contigo, acabo de hacerte el amor. Además, eso no tiene nada que ver con mi petición. Sabes perfectamente que una cosa llevó a la otra, pero no lo hice para convencerte de nada.
Key cambió su expresión enfurecida por una de completo remordimiento al ver la ternura reflejada en los ojos de Minho. Le estaba diciendo la verdad y él era un maldito egoísta. Minho le daba todo lo que él le exigía; ya fuera ropa, comida o cualquier capricho que se le ocurriera. ¿Y él simplemente no podía ceder ante la única cosa que el alto le pedía?
- Perdón, amor – dijo suavemente
- Ya te dije que no tienes porqué disculparte
- Sí, lo tengo – le dio un corto beso en los labios –. Y sí iré contigo a ese dichoso partido de futbol
A Minho le brillaron los ojos
- ¿De verdad? – él asintió
- Pero tienes que prometerme que lo harás especial
- Ya te dije que sí. Ahora vamos a dormir, que mañana nos tenemos que levantar temprano
Con una mueca de disgusto, Key se dejó arrastrar por Minho, además ¿Qué tan malo podría ser un insignificante partido de futbol?

Es el mismísimo infierno, pensó KiBum, al verse rodeado de gente alocada y sudorosa. Con la camiseta roja sobre sus sucios cuerpos, orgullosos de ir a apoyar a su equipo preferido.
La mano de Minho apretó fuertemente la suya. Volviendo la cabeza, se percató de que su rostro expresaba lo maravillado que estaba por asistir a este evento, cosa que Key no alcanzaba a comprender.
- Ven, allá hay dos lugares vacios – le dijo él, al tiempo en que lo guiaba por las escaleras del estadio. Pero antes de que pudiera avanzar más, se detuvo en seco cuando alguien le asestó una fuerte nalgada. Tras soltar un respingo y un grito, se giró, con los ojos echándole chispas del coraje para buscar al marrano que había hecho aquello.
Un escalofrío le recorrió el cuerpo al descubrir a un hombre mugriento y gordo, con una mirada lasciva sobre él y una sonrisa asquerosa en el flácido rostro.
- ¡Animal! – le gritó, tratando de golpearlo con el puño y borrar aquella maldita sonrisa de su cara, pero el hombre lo detuvo con su pesada mano, agarrándolo de la muñeca.
Key pensó en darle una patada, pero antes de que pudiera hacer nada, Minho se interpuso en su camino y le dio al viejo un sonoro y fuerte golpe en la mandíbula.
- La próxima vez que se te ocurra tocar a mi novio, te juro que te arrancaré los testículos ¡¿me has entendido, imbécil?!
El hombre no le contestó, en vez de eso, lo miró con los ojos llorosos y se levantó del asiento para irse a quien sabe dónde.
Key fue consciente de que las personas a su alrededor los miraban sorprendidos, pero a él no le importó, lo único que quería era preguntarle a Minho si se encontraba bien.
- Minho – susurró
- Perdóname, gatito. Debí haber dejado que fueras por delante de mí
A Key se le contrajo el corazón al ver aquellos ojos impregnados de coraje y abatimiento
- No te preocupes, amor. Mejor vamos a conseguir los lugares antes de que alguien más nos lo gane
- ¿Estás seguro? Si quieres podemos irnos
- No – contestó tajante -, vamos a sentarnos. Esta cosa va a empezar y no pienso quedarme de pie
Y a pesar de que quería irse, se esforzó un poco por él.
Por Minho, el amor de su vida; su todo.
El partido comenzó y Key pensó que no era tan malo después de todo. Minho no lo dejó de lado en ningún momento, siempre estuvo al pendiente de él. Además, era divertido ver a un grupo de hombres correr como idiotas detrás de un insignificante balón.
Soltó una carcajada mientras arrollaban a un tipo del equipo contrario en un intento por robarle el esférico
- ¡Eso te pasa por querer meter una canasta contra el equipo de mi bebé!
Minho lo volteó a ver, con un deje de diversión en el rostro. Quería corregir a KiBum, decirle que no se le decía canasta, sino gol; pero que importaba, no quería arruinar el humor de su novio con aquello, además, sabía que Key se enojaría por algo así.
De pronto, la muchedumbre se alzó de sus asientos, al ver al equipo coreano avanzar hacia la portería contraria. Sin embargo, Minho solo estaba interesado en aquel hermoso perfil, los deliciosos labios y los ojos abiertos por el asombro que provocó el escándalo de la multitud sobre su adorable novio.
Le agarró la quijada y lo miró dulcemente.
- Te amo, KiBum -. Confesó, con la vista clavada en la delicada boca.
Y ahí, alrededor de todos, con los gritos de un gol asaltándole los oídos, unió sus labios con los de él; devorándolo y disfrutándolo como nunca.
Key no podía respirar, estaba asombrado por las acciones de Minho. Se suponía que debía de estar saltando y gritando como loco por aquel dichoso “gol”.
“Yo sé que terminará gustándote. Lo haré especial, lo prometo.”
Sonrió, recordando las palabras del alto.
Le pasó las manos por el cuello, dejándose llevar por la estupenda boca que se movía de forma autoritaria sobre la suya.
- Yo también te amo, Minho. Te amo tanto –. Habló aun sobre sus labios.
Y en ese instante, supo que tenía el mejor novio sobre la tierra, el que hacía que las cosas que más detestaba en la vida, terminaran por gustarle. Pero eso era algo que JAMÁS admitiría delante del alto.




ME VOY A IR AL INFIERNO XD Y ME VAN A REGAÑAR PORQUE ESTE SHOT DEBERÍA DE IR EN SPANTAA LOL BYE c:
Bithae
Bithae

Femenino

I ♥ JongHo & Star...☆
Mensajes 2601
http://amor-yaoi.com/fanfic/viewuser.php?uid=35175

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por Janess el Lun Abr 30, 2012 11:47 am

TU!!!!!!!!!!!!!

My god Faby!!!
el lemon me dejó...!!! *¬* es que fue tan asdsfag...

tú tienes la culpa de que me vuelva loca con cada Minkey! y si veo algún vídeo Minkey grito y estallo!
no me reconozco!!! LOL! xD
es que hay algo entre ellos como en tu shot!
Amor - Odio! que me deja *-* hahahah o será que alucino! xD

wa... sabes que todo este tiempo que desapareciste veia Minkey por todos lados! y decia: Faby... where are you!? *^*
regresando al shot xD

Ah.. ese cerdo marrano! ¬¬ oshh!! hay cada enfermo! pero Minho...

- Minho – susurró
- Perdóname, gatito. Debí haber dejado que fueras por delante de mí

awww... es tan lindo!! *-* te juro que casi muero!!! es que es tan aww... me deja babosa! xD

ptm! que me haces Faby? aumentas mi obsesión por el rano!

LOL!! y Key con lo de canasta!- que era gol- hahaha... xD Ni yo! que el fútbol soy un cero a la izquierda! xD

I love it!!! *-*

extrañaba leerte! ya te lo dije y te lo seguiré diciendo!
NO se te ocurra volver a irte! xD

Ahora si me voy a seguir editando! les debo a todo mundo sus post T-T
Cuidate! besos!!! ^^




Última edición por Janess el Jue Mayo 10, 2012 10:34 am, editado 1 vez
Janess
Janess

Femenino

I ♥ ♥♥Minho♥♥SHINee♥♥
Mensajes 1470

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por YonHye el Lun Abr 30, 2012 5:54 pm

KYA~~ Claro que esto debia ir aqui!! Ja, fue tan hermosamente lemonoso!! :D Minho si asi convences creeme que yo no te negaba nada, iba contigo a toooodos los partidos de futbol.
Lo amee & me encanto que por fin regresaras, extrañaba tus lemons.
Aww...espero que pronto subaas otro sisisis?:3
Ja.. Anneyeeong!!
YonHye
YonHye

Femenino

I ♥ Minho
Mensajes 361

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por sakurananachan el Lun Abr 30, 2012 10:10 pm

awwwwwwwwwwwwwww tan cute!!! la verdad yo no soy muy fan del MinKey pero OMG!! me has hecho convertirme hermana!! fue precioso, el punto perfecto entre lemon y fluff!!!
simplemente perfecto!!!!
sakurananachan
sakurananachan

Femenino

I ♥ Onew
Mensajes 641

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por CCece el Mar Mayo 01, 2012 3:35 pm

Fabyyyyyyyyyyyyyyyyyy!!! hjsdjagdjasghkdgaskda
te extrañe a morir!!! sjagdkgsa no te vuelvas a ir asi carajoooo!! TT_____________________TT

Minkey lemmon! sexoo ptm!!!! hahahahahaa es como te explico que me encanta como escribes!!! ....y cuantas veces mori como miles!!!

Esta frase me fui al mis infierno por pecadora!
- Por favor, amor – jadeó –. Deja de castigarme de esta manera.
PTM!!!! CASTIGAME MI AMOR!!!! *---------------------*

y luego siguio esto!!! ptm!!!

- Quita tus dedos de una maldita vez – suspiró –, y destrózame, bebé. Te quiero muy, pero muy dentro de mí.

agsajdghjsaghdjghas no me jodas!! yo lo quiero dentro tambien y hasta el fondo que me deje sin caminar!!! *-*

y ahahahaha ese Hola! me recordo a un amigo que eso dice cuando ve una cosa linda hahahahaha....
osea ame tu fic! todo desde el lemmon hasta los te amos que se dijieron!! es que MinKey por ti me gusta tambien!!

ssjdahkasjkdkas FABYYYYYYYYYY extrañaba ponerme toda crazy con tus shots y fic!!
ya quieroo vertee!!!! *------------------*

TE QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
CCece
CCece

Femenino

I ♥ MINHO
Mensajes 90

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por freyashirou el Mar Mayo 01, 2012 11:34 pm

Por tu culpa estoy traumada con el Minkey :KEKE:
ahh me encanta como describe el futbol la diva
(pienso igual no me agrada el fut u.u!! prefiero el basquet aunque digan que usan ropa floja y nisiquera se puede zorrear si tiene piernas y trasero jaaja )

Faby me encanto como todo lo que escribes :$ ♥️
freyashirou
freyashirou

Femenino

I ♥ Minho
Mensajes 357

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por Lunort el Miér Mayo 02, 2012 4:25 am

Porque yo amo el futbooool~ Haz sandwich! (Esa es mi forma de decir "aparto" lol)
Lunort
Lunort

Femenino

I ♥ SHINee
Mensajes 257

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por Mizore-chan el Miér Mayo 02, 2012 12:27 pm

aparto

Antes que nada... -le sale lo Lider SPANTAA-

¬¬ sabes que esto no puede ir acá mujer!!!! por que me pones entre la espada y la pared eh? ;_______;

Por otro lado... aqsdfghjklñ ya extrañaba leerte ;____; se me hizo una eternidad ;_____; sabes sabes que asdfghjk me gusta el MinKey y esto fue asdfghjklñxdcfghjkl *___* pensé que el "partido especial" seria de otra manera pero asdfgh *___* ceo que ya hubiera sido muy lemonoso esto xD Bueno amor me voy a leer tu 2min! xD


Última edición por Mizore-chan el Vie Mayo 04, 2012 11:12 pm, editado 1 vez
Mizore-chan
Mizore-chan

Femenino

I ♥ Onew & anew~
Mensajes 1823
http://www.twitter.com/Mizore_Vampire

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por jongstae el Miér Mayo 02, 2012 12:49 pm

Apartando :B

Owww, el besito de al final xD
*^* Cómo te perdiste un gol así CHOI MINHO!?
Te arrepentirás grandísimo animal.(?)
ok no xD
Su sesión sexual estuvo de poc* madre xD




   
SHINee (김종현)  Jonghyun

 


{XXX}:


 [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



clubs:


 [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
 [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
 [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

jongstae
jongstae
Presidente
Masculino

I ♥ 종현 | 태민
Mensajes 4864
http://dinoholic.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por Mizuki Lee' Sakurai el Lun Mayo 07, 2012 11:50 pm

Aparto!
Mizuki Lee' Sakurai
Mizuki Lee' Sakurai

Femenino

I ♥ Taeminnie~
Mensajes 598
https://www.facebook.com/mizuki.leesakurai

Volver arriba Ir abajo

¿Odio el Fútbol? [MinKey] Empty Re: ¿Odio el Fútbol? [MinKey]

Mensaje por lizzie el Jue Jun 28, 2012 6:15 pm

Hola unnie!!!!! Y si tu te vas al infierno yo me iria contigo por que no me gusto .....me super mega encanto lo ame esta pareja me encanta son tan sexis juntos y tu lemon que te puedo decir si ya estoy pervertida en fin muy muy bueno nos leemos en otra bye
lizzie
lizzie

Femenino

I ♥ minho y key y mi yeobo fanny ♥ !!!!
Mensajes 577

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.