Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

..--Loveless--.. Empty ..--Loveless--..

Mensaje por Sweet el Lun Jul 18, 2011 6:20 pm

AAAAAAAAAHHHH mi primer coso en SPANTAA
Aaahh ok :B les dejo mi one-shot dividido en muchas partes, esta es la primera parte, me falta una que esta en la otra compu y como estoy de viaje después lo subo :B
Y si, es este el coso que hacia que Honey (un fic mio) se retrasase y va a seguir retrasandolo :B
Tuve un momento crazy y random de inspiracion y surgio esto :B
Ademas era para el cumpleanos de dos amigas Nina y Luti que aparecen aca…
Bueno, aca el coso este que no se si tiene nombre….

Dejo las couples por si quieren saber y seguir a un personaje :3
Luti x Minho
Nina x Key
Caro x Jonghyun
Y despues va a haber mas :B




-ok, chicos, ¿entendieron el plan?- dijo la chica de flequillo y pelo negro.

-A ver, a ver, entonces… ¿es una tortura de regalo?- preguntó el chico morocho.

-algo así.- respondió la chica con una sonrisa pícara.

-¿Tenemos que jugar con ellas?- pregunto el rubio con un brillo peculiar en sus ojos.

La sonrisa de la chica se ensancho. Ellos sabían que significaba. Ella se levantó y salió haciendo sonar sus tacos. Si esos chicos hacían bien su trabajo ella también recibiría su recompensa.


-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

-Ninaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, me abuuuurrro.- dijo Luti haciendo un pucherito tirada en la cama de su hermana que practicaba el bajo.

-¿Y qué carajo querés que haga?- dijo Nina enojada porque la sacaran de su concentración. – es tu problema si no sabes entretenerte con un instrumento.

Luti la miro con cara de pocos amigos. Nina ni se dio cuenta, estaba demasiado entusiasmada tocando una de sus canciones favoritas de Paramore. Luti se fue a su cuarto y prendió so netbook. Primero de todo reviso su tumbler, y después su correo. Tenía un mensaje nuevo de Caro. Lo abrió y sus ojos se abrieron con asombro.

-ninaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa-grito llamando a su hermana. Nina se quejó y dejo su bajo para ver que le sucedía a su hermana.

-¿Y AHORA QUE QUERES? ¿NO ME PODES DEJAR EN PAZ UN SEGUNDO?-le reprocho.

-Mira.- fue la única respuesta que obtuvo de su gemela. Nina leyó el mensaje en silencio.- Quiere que nos encontremos en….no sé dónde queda eso…. ¿Se habrá acordado de nuestro cumpleaños?

-hmm que raro. Fuimos precavidas y no se lo dijimos a nadie. Mejor vayamos a ver qué onda. ¿A qué hora es?

- a media noche… que raro que nos invite a esa hora… pero bueh- dijo Luti encogiéndose de hombros.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Caminaba por la calle. Todos los hombres se daban media vuelta al verla. Sus botas blancas se destacaban con su vestido negro. ¿O el vestido negro se destacaba con las botas blancas y las uñas pintadas de colores claros? Su pelo negro bailaba de un lado al otro mientras iba decidida al punto de encuentro de esa noche, pero no a la hora prevista. Para ese encuentro faltaban como 3 horas, pero antes tenía asuntos que resolver. Miro a ambos lados antes de adentrarse en un callejón sin salida. Aunque aún fuese de día el callejón parecía una noche eterna, siempre a oscuras por eso solo unas pocas personas se animaban a entrar en la boca del lobo. Toco la pequeña puerta que había al final. Un chico con traje blanco le abrió.

-wow, con precisión, como siempre.- le dijo un chico que vestía unos jeans y una camisa blanca abierta dedicándole una de sus encantadoras sonrisas.

La chica sonrió y entró. Esos chicos que trabajaban ahí no le llamaban la atención, incluso le parecían infantiles. Fue directamente a la, por así decirlo, “oficina” del lugar. Era una gran habitación con mullidos sillones y un gran escritorio en el fondo. Detrás de ese escritorio estaba su “amo”, y había dos chicos del lado izquierdo de ese mueble y otros dos a la derecha. Su amo, lo conocían como el perro, ojos grandes, cabello chocolate y una increíble voz. Le decían el perro porque en cierto modo su rostro se parecía a ese canino, aunque su verdadero nombre era Kim JongHyun. Del lado izquierdo estaban MinHo y Key, los dos chicos con los que había hablado antes; a la derecha, Onew y Taemin. Era imposible que una mujer pudiese estar controlada estando cerca de tales bellezas que ni siquiera eran humanas, pero ella lo lograba, era su obligación si quería recibir su recompensa. La idea de ofrecer a sus amigas solo por él era una idea que mucho no le agradaba, pero tenía que hacerlo.

-¿y? ¿Van a venir? – preguntó su amo levantando una ceja.

-sí. Estoy segura.- dijo la chica con seguridad. Su corazón se aceleró al oír su voz pero se mantuvo bajo control.

- ¿son lindas?- preguntó el rubio.

-ya lo vas a ver….- respondió sonriéndole.

-necesitamos saberlo para hacer nuestro trabajo.- dijo el morocho.

- entonces les digo que son divas.- dijo la joven. Odiaba esas situaciones y a esos chicos. Eran los expertos en ese asunto, solo por esa razón había aceptado el trato. Sabía que las iban a tratar bien, lo que era bien para ambos.

-Te tengo un reto. ¿Te animas?- preguntó el cachorro.

-Depende, que gano yo.- pregunté. Esas situaciones era para negociar sí o sí, no podía perder nada, pero si ganar más.

-Eso después lo arreglamos nosotros dos.- respondió lentamente. Lo conocía lo suficiente para saber que era mejor aceptar que negarme.

-Está bien. Decime.

-Onew y Tae también quieren divertirse. Crees que alguna de tus amigas pueda venir también.

-Tengo que ver, pero seguro que alguna se puede hacer un tiempo y venir.

-hmmm… cada vez estas más cerca de tu premio, ya me estoy poniendo ansioso. Espero que todo resulte, sería una pena ver correr tu sangre.- dijo el amo con tono juguetón. La chica trago saliva, sabía que cada una de sus palabras eran verdaderas.


-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Dos criaturas caminaban sigilosamente a media noche por las calles más peligrosas de la ciudad sin saberlo. Sus pasos resonaban con elegancia, sus caderas bailaban con su ritmo propio, cualquier mortal se enloquecería de verlas. Cada una parecía el espejo de la otra, tan dulces y mortales, como las gemelas que eran. Tan seguras iban que ni se imaginaban su destino ni su suerte.

-¿cuánto falta?- pregunto una de ellas.

-¿qué hago? ¿Me molesto como te molestaste hoy conmigo o te respondo como si nada?- dijo la otra.

-Luti, perdón, ¿sí?- dijo con su voz tierna.

-ok, si, te perdono.- dijo Luti dando un resoplido.- Es en la cuadra que viene.

Esa cuadra parecía interminable, pero finalmente llegaron.

-¿y caru?- pregunto Nina.

-No sé. ¿Se habrá retrasado?.

Miraron en todas direcciones en busca de su amiga. El callejón que había ahí cerca les llamo la atención. Lo miraron por un rato, luego se miraron entre ellas y de nuevo el callejón. Con la telepatía típica de las hermanas se encaminaron al callejón. Si de día era tenebroso de noche era aún más. Un escalofrió les recorrió la espalda a ambas. Al final de ese lugar vieron que salía luz de una puerta entreabierta. ¿Sería allí el lugar de reunión? Con pasos cautelosos se acercaron, espiaron por la puerta. Se escuchaba una música desconocida, con muchos graves y ritmos pegadizos.

-es acá.- dijeron al unísono. Ambas amaban las fiestas y no dudaron en entrar.

Al cruzar la puerta un chico con una máscara, jeans y camisa se les acerco y les dijo:

-perdonen señoritas, pero nadie debe ver su rostro. Necesitan una máscara para entrar.

- pero ¿de dónde sacamos una máscara a esta hora?- dijo Nina.

-¿no nos podría dejar pasar? Nuestra amiga esta acá dentro.- dijo Luti suplicando.

-ok ok, chicas no se alteren. Acá les damos mascaras. Es obvio que a estas horas de la noche sería imposible de encontrar un lugar que venda mascaras. – dijo conduciéndolas a un cuartito adyacente lleno de distintas mascaras. – Agarren la que quieran.- las chicas tomaron sus mascaras y se las pusieron.- y en cuanto a su amiga, creo que va a ser difícil encontrarla entre tanta gente enmascarada.

El chico rio y ellas salieron de ese cuarto para entrar en la pista de baile. Sus cabezas se movían al ritmo de la música.

-Primero tratemos de encontrar a Caro.- le grito Luti a Nina ya que el volumen era tan alto que no podían escucharse si hablaban normalmente.

- Pasemos por esos livings y vayamos a la barra. Después nos fijamos si la vemos.

Mientras se encaminaban cuatro pares de ojos negros las seguían. Tres chicos y una chica los observaban desde un sillón.

-¿Son ellas?- preguntó el morocho ansioso.

La chica simplemente asintió satisfecha. Su amo se acercó a su cuello y se dedicó a lamerlo suavemente, era una muestra de su agradecimiento.

-Bien hecho mi cachorra.- dijo a su oído causándole un cosquilleo.

-son preciosas.- dijo el rubio mirando a la pareja entusiasmado, esperando que le dejasen ir tras ellas como lobo hambriento.

El amo los miro con desprecio. Odiaba que lo interrumpiese. Hizo un gesto con la mano, y volvió a enfocarse en su preciosa cachorra.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Las dos chicas se sentaron en la barra y pidieron sus tragos. Miraron al rededor en busca de su compañera perdida.

-¿dónde estás Caru?- dijo Nina como para sí misma.

-No es….- dijo Nina señalando a una chica y un chico que estaban en los livings.- naah, la flasheé. ¿Qué haría Caru con un chico así dejando que le lama el cuello?

-Hola, mis niñas.- dos chicos apuestos se habían sentado uno a cada lado de las chicas. Luti examino al chico rubio que tenía al lado. No era feo, ojos bonitos, labios sexies y un buen cuerpo. Nina hizo lo mismo con el morocho. Las gemelas se miraron entre sí. Que importaba si Caru se había perdido o se revolcaba con un chico, ellas ya tenían a sus presas, o a sus depredadores dependiendo de cómo se lo viese.

-¿Bailan? – pregunto el rubio.

-por supuesto.- dijo Nina.

Los cuatro se fueron a la pista. Las gemelas se separaron y se prepararon para esa noche que iba a ser inolvidable para ellas. Bailaban siguiendo los matices de la música, relajadas con el ritmo en la sangre. Sus cuerpos cada vez más cerca se movían con movimientos lentos, como el chocar de las olas con las rocas del acantilado. Cada uno sentía los golpes de la cadera, cada giro y la ilusión de algo nuevo que comenzaba a formarse.

Cuando sus gargantas se secaron, dejaron de bailar y volvieron a la barra donde cada uno se pidió un trago. Ya era hora que los chicos comiencen su trabajo.



muahahaha lo corte justo :B
despues subo el otro *O*
ATENCION: lo que sigue es muy lemon :B
embarazadas o personas con problemas espiratorios/cardiacos abstenerse!!!


Última edición por Sweet el Jue Jul 28, 2011 5:45 pm, editado 1 vez
Sweet
Sweet

Femenino

I ♥ Jonghyun
Mensajes 308

Volver arriba Ir abajo

..--Loveless--.. Empty Re: ..--Loveless--..

Mensaje por DubuMa el Lun Jul 18, 2011 11:53 pm

kkyyyaaa! me kede con ganas!
huhuh espro conti!!
DubuMa
DubuMa

Femenino

I ♥ Lee Jinki
Mensajes 4504

Volver arriba Ir abajo

..--Loveless--.. Empty Re: ..--Loveless--..

Mensaje por Sweet el Jue Jul 28, 2011 5:44 pm

ACA LA CONTIIIII
ESPERO QUE LES GUSTEE
ES NINA X KEY....


Nina P.O.V.
Este chico rubio, Key me dijo que se llamaba, era muy lindo, con esas facciones perfectas. Tenía algo indescriptible que me atraía a él, ¿sería ese aroma a canela, su brillante sonrisa, sus almendrados ojos? No lo sabía, pero me encantaba. Mientras reíamos y gritábamos en la barra, noté que sus ojos se desviaban por mi cuerpo, deteniéndose en mis curvas y una sonrisa seductora se dibujó en su rostro. Sabía bien que era lo que él quería, yo también lo quería. Con unas miradas le insinué lo que ambos deseábamos, él entendió y se levantó de su asiento. Yo hice lo mismo y lo seguí entre los cuerpos enmascarados tomada de su mano. Finalmente llegamos a una puerta, él la abrió. Entré a una habitación un poco pequeña con una cama en el medio, lo suficiente para lo satisfacer lo que queríamos.

Lo empujé y tiré a la cama con firmeza, decidida a tomar el mando. Me miró desconcertado, seguramente no se esperaba eso, pero hoy yo iba a liderar esto. Como gata en celo me puse sobre mis “cuatro patas” encima de él. Me acerqué a su rostro y lamí lentamente sus labios disfrutando de su dulce sabor. Luego coloqué mis dedos a cada lado de la máscara y se la saqué lentamente, revelando completamente su brillante rostro; e hice lo mismo con mi máscara tirándolas lejos. Me senté en su entrepierna y tomé su remera y lo miré a los ojos.

-No…-comenzó a decir, yo tiré bruscamente de su remera y se la saqué destrozándola.-… la arranques.

Resopló. Una sonrisa se dibujó en mi rostro ante lo que veía: unos abdominales marcados y una piel aterciopelada. Apoyé mis labios en la base de su cuello y lentamente recorrí ese cuerpo, bajando por su pecho, acariciando esos abs y dándole una especial atención a sus tetillas. Noté su respiración agitada, irregular, sonreí de lado al saber que estaba así por lo que yo le hacía. Llegué al borde de su pantalón y lo miré picaronamente. Era hora de empezar el juego. Le quité el pantalón junto con su bóxer y me desvestí rápidamente. Él se recostó y yo me coloqué en posición sobre él. Tomé su caliente miembro y lo guié hacia mi entrada y poco a poco se fue introduciendo. Algo parecido a un escalofrío recorrió mi espalda y me hizo estremecer. Relamí mis labios disfrutando de la sensación e instintivamente mis caderas comenzaron a moverse buscando un roce más profundo. Nunca en mi vida había montado un caballo, pero ahora sabía lo que se sentía, y tal vez era mucho mejor. Coloqué mis manos sobre esos marcados abdominales y sentí dos fuertes manos aferrarse a mis caderas, que lentamente fueron apenas levantadas y él también comenzó a moverse dentro mío. Me sentía como una loca desquiciada moviéndome así y gimiendo como una perra. Poco a poco, embestida a embestida, nos íbamos acercando al tan deseado orgasmo. Por un momento Key dejo de moverse y se sentó en la cama. Ahora literalmente saltábamos en la cama que crujía como si en cualquier momento se pudiese romper y eso lo volvía todo aún más divertido. Esa sensación de no poder aguantar más me decía que en cualquier momento terminaba el rodeo, coloqué mi cabeza en el hombro de mi nuevo amante haciendo que mi agitada respiración choque con su brillante piel.

Y entonces lo sentí… Dos pequeños objetos se incrustaban en mi cuello justo antes de alcanzar nuestro gran momento. Miré de reojo y vi como esa persona a la cual me había entregado completamente se apoderaba de mi sangre, de mi vida y de mi alma… Lo último que recuerdo son esos brillantes ojos, similares a los de una fiera.

Sweet
Sweet

Femenino

I ♥ Jonghyun
Mensajes 308

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.