Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Diferencias comunes. Empty Diferencias comunes.

Mensaje por Sou-Tan el Sáb Jun 01, 2013 4:04 pm

Titulo: Diferencias comunes.
Autora: Yo ;D
Pareja: Onkey.
Genero: Romántico.
Nota: Basado en la canción Love's way de SHInee.

Espero sea de su agrado. Es mi primer Onkey. ¡Que lo disfruten!



“Los opuestos se atraen”
“El silencio puede ser la palabra más útil”
Las personas podemos ser los seres más incomprensibles e irrazonables del mundo. Obramos de manera opuesta a la deseada. Esperamos compresión pero casi nunca damos explicaciones. Queremos recibir pero rara vez damos.
Actuamos por conveniencia. Primero queremos esto y cuando lo tenemos queremos aquello. Nos quejamos de la rutina pero no nos gustan los cambios. Y por último: Se nos hace más fácil gritar palabras hirientes como un “te odio”, todo por la vergüenza-que no tiene sentido- que causa usar “te quiero” o simplemente ignorarlo.

En esos momentos es cuando las cosas más sencillas como vivir, o eso tan común que llaman “amor” son distorsionadas y exageradas en extremo por todos. Pareciera que lo hiciéramos a propósito y aun así nos enoja. Ironías incoherentes, somos especialistas en eso.

Pero todas esas cosas y situaciones anteriores no son las que se pretenden resaltar aquí, son solo parte de eso.

Sobre todo esto, hay algo más, mucho más allá, incluso más común que respirar: Ansiar algo prohibido. Mientras más nos dicen que está mal, más nuestras manos se extienden para alcanzarlo, trayendo consigo no muy buenas consecuencias.

Cuando lo prohibido esta tan lejos que tardaría dos vidas alcanzarlo, muchos se rinden; en otros, el efecto es totalmente opuesto y no cesan hasta llegar a él.

Y ese es el caso de los muy conocidos Onew y Key. Un sentimiento compartido, que para ambos es unilateral a su parecer.

Dos personas que viven en una sociedad donde se les ha enseñado que buscar a una mujer y formar una familia es la única opción. Que viven en un mundo de fama en donde la perfección es casi un requisito. Un mundo donde simplemente la gente se niega a ver más allá porque no está bien, no está bien y ellos lo saben, por eso deciden callar, lo que causa impotencia que se transforma en tristeza, esta a su vez se convierte en enojo, cosa que causa un choque entre los dos constantemente.

Ninguno quiere al otro cerca por mucho tiempo porque su mera presencia es devastadora, es como hacer dieta y que en tu refrigerador solo se encuentren postres, ¿demasiada tentación y tortura, no lo creen?

Palabras y comentarios que sobre pasan un poco los límites son suficientes para desencadenar una explosión de ambas partes, provocando que palabras hirientes y cosas que están de más echar en cara salgan a relucir.

Se hieren, se rompen y no pueden evitarlo. La situación ya no da para más, ambos sienten que van a explotar en cualquier momento.

Y lo odian, odian sentir eso, pero cuando ven sonreír al otro, cuando los momentos vividos juntos, que han sido los mejores, vuelven a sus mentes, ese amor se alimenta más.

Tanto que ha adquirido proporciones descomunales.

Onew está seguro de que alguien como Key, tan diferente y tan bueno en todo, jamás podrá fijarse en una persona como el, infantil y molesto.

Key cree que Onew es demasiado para él, alguien tan bueno e inocente, inteligente y divertido, tan maduro y con expectativas de la vida-que aunque Kibum no las conoce bien- muy alejadas a las propias. Una mujer, si eso, bonita y de un corazón tan grande como el mayor, eso es lo mejor para él, ¿Qué tendría el para ser diferente?

Onew siente que debe callar. Es un sentimiento que puede perjudicarlos a todos, aun a quienes no están involucrados. Siente como si una inmensa responsabilidad recayera en sus hombros. Esta mal, está mal pero no lo puede dejar ir, sin embargo se siente culpable, cree que decepcionara a quien sabe quién o qué, pero eso no le impide sentir culpa.

En cambio, Key no. Key solo piensa que si habla será totalmente rechazado y juzgado duramente por el mayor. Nunca pensó en los demás, nunca se imaginó que pasaría con su imagen ni le importaron los comentarios acerca de eso.

Solo piensa en que tan abrumado se sentiría el otro si expone sus más íntimos sentimientos.

Ya casi es de noche, afuera hace un frio que te hace querer estar en el mismísimo infierno con tal de escapar de él. Onew está afuera en el balcón. Sus pensamientos están acaparados por el rubio en este momento, porque no es como si todos los días y las horas de estos estuviera pensando en él, no es así.

Porque Onew es capaz de dejar de pensar en el menor parte del tiempo, solo que este día no tiene ganas ni fuerzas como para intentar centrarse en algo diferente.

No le ve caso a eso, es demasiado tarde como para intentar aparentar o engañarse a sí mismo intentando creer que solo está confundido porque es joven.

Por favor, tiene veinte cuatro años. No tiene sentido.

Key está en la sala, viendo fijamente a la persona recargada en el barandal de espaldas a él. Niega varias veces con su cabeza, sabe que si intenta entablar una conversación terminarían discutiendo por cualquier tonto motivo.

No quiere eso.

Necesita despejarse y no ve mejor remedio que encender el estéreo y subirle todo el volumen, piensa en bailar hasta que las piernas no le den para más.

La música suena. Onew escucha y se gira, se recarga con sus codos en el barandal y mira dentro, esperando la típica escena de baile alocado, pero no es así; Key no tiene ganas de bailar ni de olvidar nada, solo quiere decir lo que tiene que decir e irse si es necesario, pero dejar todo tan fácil es muy cobarde.

El rubio esta acostado en el sofá con sus piernas extendidas, y estas sobresaliendo del sofá, abraza un cojín mientras mira al techo. Tiene una cara que al mayor se le hace de fastidio.

Y tiene razón porque a Key le fastidia callar y fingir estar bien. Odia tener que disimular.

Se escuchan unos pasos, el puesto vacío al lado de su cabeza se hunde, dándole a entender que alguien está ahí. Sabe de quién se trata y de verdad no lo necesita en este momento.

Quiere gritarle que se largue para probar si puede lograr algo, piensa que si el mayor lo odia él también lo odiara de vuelta, pero eso es tan tonto como la idea como ese estúpido experimento del que leyó hace unos días.

Abre la boca para decir algo pero Onew es más rápido sin saberlo.

-Hola.- Dice sonriéndole.

-Hola.- Responde cortante.

El mayor suspira creyendo que el rubio aun no quiere hablarle, después de lo del día anterior, es normal que así sea.

Siempre es el quien da su brazo a torcer a la hora de las “reconciliaciones”, Key parece no tener remedio, pero no es cierto, el solo quiere que lo deje en paz, así no tendrá que mentir, así no tendrá que guardarse nada a propósito, porque si nadie le hablara estaría bien, resguardándose en sí mismo.

Onew baja del sofá y se sienta en el suelo, observándole desde un ángulo en el que le ve perfectamente a los ojos. Key contiene unas cuantas lágrimas y eso no es una buena señal. El rubio no acostumbra llorar, eso lo sabe.

Acaricia una de sus mejillas mirándolo triste, sin miedo alguno de incomodarlo o de recibir un golpe. El menor cierra los ojos y una lágrima se escurre queriendo bajar por su mejilla derecha, cosa que el mayor evita limpiándola con su pulgar.

-Lo siento.

-No es tu culpa.-Responde en un hilo de voz.

Parpadea varias veces intentando que ninguna otra gota se les escape y desvía la mirada. Aprieta más el cojín en sus manos y se le nota desesperado.

Necesita abrazarlo.

Como si pudiera leer su mente, el mayor aparta el cojín y lo pone lejos de su alcance. Le ruega que abra los ojos, que cerro cuando el objeto ya no estuvo en sus manos, Key no quiere. Onew se sienta de nuevo en el sofá y quita el cojín que usa como almohada. El rubio está apunto de quejarse pero se calla a si mismo cuando las piernas del mayor le sirven de apoyo para su cabeza. Abre los ojos un poco aturdido y se encuentra con un Jinki sonriendo tristemente.

No le gusta eso, quiere esa sonrisa deslumbrante, no una medio fingida.

Porque a Key le gusta, le gusta cuando sonríe ampliamente y le hace gracia la forma en que sus ojos parecen desaparecer cuando lo hace.

Onew se estremece cuando el rubio pasa las yemas de sus dedos por una de sus mejillas y hace un puchero. Obedece sin poner resistencia a la petición que para que sonríe sinceramente. Cree que está bien que se halla dado cuenta.

Onew sonríe y Key se contagia.

Le gusta, le gusta cuando esos pequeños hoyuelos se forman en sus mejillas y sus ojos se ven brillantes al sonreír.

-Lo siento.

El mayor se extraña porque usualmente una disculpa por parte del rubio no se escucha, mejor dicho, no se escucha nunca.
Niega con la cabeza sin dejar su sonrisa, atribuyéndole la culpa a los dos. Se levantan los dos y se dan la mano. Antes de que Key pueda apartase, es rodeado por unos brazos en un corto abrazo que lo deja con ganas de más, pero no puede decirlo y eso lo enoja.

~****~

Unas tres semanas pasaron y, todas las noches antes de dormir, los dos se quedaron charlando de cosas triviales, la familia, amigos de otros grupos, recordando errores en el escenario, cosas que les gustaría hacer junto con los demás miembros, contando anécdotas de cuando eran trines y que no vivieron juntos.

Key ya no se estaba muriendo por el remordimiento al mentir. Se sentía bien para los dos porque cualquier incomodidad o ambiente pesado nunca existió. Se dieron cuenta que tenían más pensamientos y puntos de vista diferentes de los que pensaban, pero encontrar cosas nuevas que les gustasen del otro fue como echarle leña al fuego, encendiendo más ese amor que parecía inalcanzable.

Estaba todo, muy muy bien, estaba perfecto. Pero esa noche, en la que un comentario salió de la boca del mayor sin que pudiera controlarlo, fue suficiente para que el rubio quisiera irse a dormir y no despertar por un largo tiempo. “Si, me gusta alguien”

Cinco palabras que le atravesaron el pecho. Estaban en el balcón. Key hizo ademán de girarse para irse pero una mano lo sostuvo del antebrazo, como si intentara Onew intentara decirle algo con la mirada.

Maldición. No pudo, no pudo callar su gran bocota, está harto del teatro que ha venido montando tanto tiempo y de el tener que sonreír por eso. La impotencia se acumula en todo su ser y tiene ganas de gritarlo, de más que decirlo, escupirlo y restregárselo en la cara, pero no a la persona frente a él, sino a sí mismo.

-Me gustas, hyung.

Las palabras salen de su boca, casi inaudibles, pero suficientemente fuertes como para que lleguen a los odios del contrario.

El silencio de Lee hace que se decepcione, no es como si de verdad esperara una respuesta a eso, después de todo el sabia las consecuencias de eso pero negarlo o intentar hacer como si nada hubiese salido de sus labios, es inútil.
Incluso más que sentir eso.

Y Onew no se lo esperaba, nada eso. Le acanto, amo escuchar eso. Se calificó de imbécil en su mente cuando se quedó paralizado como si fuera de piedra. Maldijo por lo bajo y siguió al rubio hasta que la puerta de la habitación que este compartía con el rapero se le cerro en la cara.

Golpea repetidas veces llamándole por su nombre de pila. Una y otra vez sin resultado alguno más que un grito que suplicaba soledad. “¡Vete!”

Un prepotente e impulsivo, como un niño de seis años. Así se siente y no le importa, tampoco tiene ganas de escucharle decir nada en su contra o insultos degradantes, ¿Para qué? Él ya se los estaba diciendo todos a sí mismo.

El sonido estruendoso de la puerta abriéndose violentamente y unos pasos muy largos y sonoros resuenan por toda la casa, despertando a quienes dormían, pero estos no prestan atención y vuelven a dormir. Por suerte el de ojos grandes está filmando un programa en otro país y no está ahí para ser despertado.

Key se encoge en su lugar, la esquina al lado de su cama. Onew lo encuentra y no es capaz de mirarlo a la cara. Se espera palabras cortantes o explicaciones.

Lee se carcajea mientras se pone de cuclillas frente a él. Ahora entiende el por qué se su actuar y le parece tierno e infantil, pero es lo mismo que el hizo así que piensa de esa manera acerca de los dos. Nota como el rubio se tensa ante su presencia e intenta que se relaje, buscando entre su torpe vocabulario esas palabras que no dice a menudo y que siempre le parecieron muy extrañas, pero en ese momento le parecen las más adecuadas. No es un experto en el amor ni un romántico empedernido.

Ve como lagrimas caen por ese rostro que el parece hermoso y sabe que debe apresurarse. Mira directo a esos ojos que se niega a establecer contacto fijo con los propios, y sonríe dulcemente, como nadie más según Kim. Toma las manos que sostienen sus piernas y las aparta, toma el mentón de Key y le obliga a mirarle. Se sonroja levemente por lo que está a punto de hacer.

Se pone de rodillas y le besa los labios, sin darle tiempo a escapar ni quejarse.

Como si Key fuera a hacerlo.

Comienzan un leve movimiento tímido porque no es algo que hacen todos los días. Onew lo abraza y él lo toma de los hombros. Tiene una teoría de como quedaran sus labios después de eso y no se equivoca. Rompen el contacto y pegan sus frentes sin abrir los ojos que habían cerrado. Sus labios están rojos, brillantes e hinchados.

Y salen fluidamente y sin miedo. Esas palabras que ya las tenía en la punta de la lengua desde hacía demasiado tiempo, se escuchan y terminan de una vez con todas las penas y preocupaciones que angustian al rubio, quien sonríe al escucharlas y solo se deja hacer cuando Lee besa su rostro y baja hasta su cuello, que más que dejar besos, deja pequeñas y leves caricias con sus labios en su piel, y esto no le pone nervioso, porque no hay segundas intenciones más que hacerlo sentir tranquilo, tranquilidad que solo el mayor puede darle.

-Te amo.


Sou-Tan
Sou-Tan

Femenino

I ♥ Mr. Pollo.
Mensajes 393
http://satansbitchbabe.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Diferencias comunes. Empty Re: Diferencias comunes.

Mensaje por b2uty el Sáb Jun 01, 2013 7:05 pm

wouuuuuuu que bonito!!!

me encanto todo cursi !!

muy lindo!! no tengo palabras... :3

gracias por compartir tan lindo trabajo xD
b2uty
b2uty

Femenino

I ♥ todos son tan lindos que es difícil decidir pero como tengo que escoger uno escogeré al lindo ONEW
Mensajes 217

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.