Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

arrastrando las heridas Empty arrastrando las heridas

Mensaje por mayte el Sáb Sep 29, 2012 5:48 pm

titulo:arrastrando las heridas
genero:drama
parejas:2min
advertencia:tiene un poco de lenguaje soez
dedicatoria:sinceramente esta dedicado a mi hermana,es mi primer one-shot,ese día estaba bastante depre y tenia un lápiz y papel a la mano así k me dije por que no?,y salio esto,espero no les aburra y les guste....


ARRASTRANDO LAS HERIDAS


Era otra común y típica pelea con mi padre, absolutamente todo parecía la rutina de siempre hasta que tomo uno de los palos de madera con el que construía un pequeño almacén en el patio……

Todo comenzó ese mismo día, mi padre y yo jamás nos llevamos exactamente bien, nuestra relación siempre fue algo arisca y fría, constantes peleas en la que los típicos insultos y malos tratos eran comunes, asumo que de niño siempre trate de que eso cambiara y agradarle ,llorando horas al conseguir a cambio solo dolorosos insultos, conforme fui creciendo ya nada de eso comenzó a importarme y en su lugar me defendía y debatía, hecho que no le gustaba para nada pero eso a mí me tenia sin el más mínimo cuidado, ese día tenía que ir a clases y después al taller de baile, me encantaba estar allá, bailar era lo que más amaba y lograba hacerme sentir verdaderamente bien, me incitaba a intentar curar tantas cicatrices, a olvidar tanto dolor e impotencia por no poder hacer nada para cambiar las cosas, solo tenía trece años, no tenía dinero ni a donde ir, lo curioso era que había momentos en los que parecíamos amigos, escasos minutos en los que reíamos y bromeábamos, en los que yo olvidaba todo lo anterior y era como si borrara la pagina y comenzáramos de nuevo, pero como dije solo eran ínfimos y cortas ocasiones, ahora que lo pienso cuando estaba enojado siempre deseaba que el desapareciera o lo hiciera yo, pero después me arrepentía, nunca podre decir que lo odio, porque aun ahora que lo pienso lo quiero, es el ser que me dio la vida, el que a pesar de tanto amo, ama y estoy seguro amara a mi madre hasta el ultimo día de su vida, siempre admire eso de él, ella murió cuando yo tenía casi cinco años pero siete años después el nunca se caso y siempre en momentos de borrachera e incluso sano me recalcaba que nadie la reemplazaría, ese día me desperté a las seis de la mañana como acostumbraba, es gracioso ,siempre que ponía un pie fuera de mi habitación ya escuchaba su voz reclamándome lo holgazán y flojo que era, según el ya era muy tarde y que esperaba que en realidad fuera a clases y no a putear por ahí, mi aspecto nunca le agrado demasiado, un chico delgado, de altura media y con rostro sumamente delicado, jamás fue su concepto de hijo perfecto ,pero no era algo que yo pudiera cambiar, aunque amaba el futbol y lo jugaba, el siempre alegaba que era una pérdida de tiempo que lo practicara, recuerdo cierta ocasión en la tuve un partido en la escuela primaria, tenía siete años y deseaba tanto que el fuera a verme y me acompañara en ese momento tan importante para mí, estaba tan emocionado cuando lo vi sentado en una de las gradas de la cancha, inicio el juego y todo pareció perfecto, pero paso media hora y mi equipo iba perdiendo, todos los padres nos echaban porras para intentar vencer pero la verdad es que nuestros contrincantes eran bastante buenos y además un grado mayores que nosotros, aun así los demás padres continuaban gritando y alentándonos, me volví para buscarlo con la mirada pero no lo encontraba, me mantuve de pie buscándolo hasta que observe que alguien se marchaba, reconocí rápidamente su espalda, se giro un momento y nuestras miradas se cruzaron, me veía con burla y decepción, aquello me congelo, creí que se macharía pero en su lugar se quedo alentando a un equipo que también jugaba en la liga de superiores, fingiendo no conocerme, desde que llego aun cuando no sabía cómo nos iría no escuche una sola palabra de aliento de su parte, ni una sonrisa reconfortante pero sin embargo lo veía tan feliz y eufórico apoyando a los chicos de grado superior, eso realmente me dolió, un terrible deseo por quebrar en llanto invadió mi ser pero por suerte el fuerte tecleo de uno de los jugadores del equipo contrario me detuvo, desperté en la enfermería y la enfermera se acerco a mi haciéndome la peor y mas irónica pregunta”¿tu padre está aquí?”,negué con la cabeza, el estaba a solo metros, bien pudo haberme visto caer e ignorarme fácilmente, a partir de esa fecha nunca volví a jugar futbol, siempre que me lo pedían me rehusaba, alegando que me dolía la pierna o por ultimo que no sabía y tampoco me gustaba, cuando mi padre me escuchaba reía y decía que era estúpido que aun chico no le agradara el partido, se burlaba haciéndome recordar el campeonato como si se tratara de un simple chiste, tal vez para él lo fue, yo lo considero un trauma, sin irme del tema, la cuestión de ese día fue que tenía que quedarme hasta más tarde, así que se lo informe desde muy temprano, bien despertó para ser precisos, llegue a la escuela y para variar mis compañeros buscaban joder mi paciencia nuevamente, el que me llamaran afeminado y dijeran cosas ofensivas en mi delante jamás me importo, yo siempre trate de ser invisible en la escuela pero creo que a veces ocurría todo lo contrario, según los profesores solo eran adolescentes de trece años, que no pensaban lo que hacían, pero y yo que era? no era también un adolescente de trece años que sufría bulling a expensas de todo mundo?, mas lo pienso y mas cuenta me doy de que mi vida siempre fue una ironía, ese día un profesor me regaño públicamente por leer en lugar de prestarle atención, asumo que me hizo avergonzar al inicio pero el extraño tono que uso después lo tome a la defensiva, entrando ambos en debate, el cual obviamente gano él, creo que olvide mencionar que era abogado, salí más que molesto y abatido de clases pero también me sentía emocionado, iría a un hermoso lugar en Busan , donde presenciaría a los mejores bailarines de corea, el taller lo había organizado, el lugar se podría describir como maravilloso, se podía ver el mar por todos los balcones y aunque hacia bastante frio, era precioso y acogedor, de estilo antiguo e histórico, comenzó la función y me quede embelesado hasta casi las seis de la tarde que termino todo, note la hora salí disparado, lo curioso con mi padre era que siempre me decía que no quería verme en casa y que mejor estaba solo, además yo era un hombre y tenía que aprender a conocer las calles como tal pero en cuanto demoraba un poco más en clases o en el taller, me gritaba hasta de lo que moriría y que no era más que un vago al cual solo le gustaba estar afuera dios sabe que haciendo; quise irme cuanto antes, ya que hasta mi casa eran casi dos horas, un amigo del taller de baile se ofreció a acompañarme, acepte inmediatamente, él era muy divertido y menor que yo, su nombre era Kai y a decir verdad era mi único y mejor amigo, todos creían que éramos familia, incluso gemelos por el sorprendente parecido que teníamos, a mi en realidad me gustaba mucho la idea de tenerlo siempre conmigo y que me apoyara, el era quien más me entendía o al menos lo intentaba, estábamos cerca de mi casa, cuando me pidió que lo acompañara a entregar un trabajo urgente a la escuela, la profesora le había dado hasta las diez de la noche para presentarlo, mire mi reloj y eran las siete y media, realmente quise no aceptar pero no pude resistirme a su suplica, nuestra escuela quedaba en un barrio un tanto peligroso por lo que el tenia un poco de miedo, yo era su hyung y amigo así que termine aceptando, me pedía solo media hora de mi tiempo, no podía negárselo, llegamos nuevamente a la escuela y entramos a la biblioteca, le faltaba realizar una pequeña síntesis para poder presentar completo su trabajo, pero hecho de demorar más me ponía relativamente nervioso, no tenia ánimos para una nueva pelea, lo ayude un poco con su tarea, la cual resulto ser mas tediosa de lo esperado, terminamos y el corrio rápidamente a entregar el trabajo, yo continuaba inquieto por la demora pero al ver su rostro de felicidad y alivio al estar a salvo en el curso me hizo olvidarlo, realmente quería mucho a Kai, lo adoraba, era como el hermanito que nunca tuve, tomamos un bus que nos llevara a ambos a casa, conversamos y reímos durante todo el trayecto, toco mi paradero y tuve que bajar, me despedí de él y prometí llamarlo, me fije nuevamente en la hora ,ya eran las diez y cuarenta y cinco de la noche, empalidecí inmediatamente, estaba muerto, tenía que prepararme para la nueva discusión, respire profundo e intente abrir la puerta de mi casa pero esta tenia picaporte, siempre que llegaba a una hora que a él no le parecía me dejaba media o una hora afuera, esperando a que se compadeciera, no importaba si hacía mucho frio o lloviera, según el ese no era su problema, me irritaba tanto que hiciera eso que yo comencé a hacer lo mismo, los últimos meses, el salía y yo echaba picaporte, claro que en cuanto llegaba ,lo notaba y tocaba el timbre como histérico, yo le habría rápidamente, esa noche fue lo común, toque el timbre por costumbre, creí que como siempre me dejaría esperando pero esta vez abrió, me dejo pasar y encendió las luces, dejándome verlo totalmente furioso

-donde mierda has estado?!-me grito colérico

-te avise que llegaría un poco más tarde-respondí con miedo

-y no pudiste llamar?!AH?!Porque carajos no llevaste tu celular?!-olvide mencionar también que tenía el léxico de un digno militar como él, vulgar, seco, cruel….

-yo…..lo olvide por salir apresurado-en la mañana habíamos tenido una pequeña pelea y con sus gritos y reclamos iba a hacer que llegara tarde a clases (para variar) ,la profesora me odiaba y no quería más problemas con ella por lo que salí rápido, dejando mi celular en la cama

-y para que mierda te lo he dado entonces?!-lanzo mi teléfono contra la pared:-es para que lo cargues o lo guardes?!

-pero iba a llegar tarde…-

-a mí que mierda me importa?!-se acerco a mí de un modo brusco y amenazante, yo retrocedí un poco, esta vez realmente me estaba asustando:-hasta esta hora estas en la escuela?!

-claro que si, estuve haciendo un trabajo en la biblioteca

-acaso la biblioteca está abierta hasta estas horas?!-me pregunto molesto, como lo iba el a saber si después del campeonato nunca más se asomo por mi colegio

-si quieres llama y pregunta, yo estuve haciendo tarea no paseándome por ahí-fui consciente de que era una mala respuesta pero a veces yo tendía a ser un tanto impulsivo y a estar a la defensiva, algo que le irritaba, una fuerte bofetada se estampo contra mi rostro

-donde crees que estas, en un hotel?!

-pero…..-trate de defenderme mientras acariciaba mi mejilla y lo miraba con cólera

-cállate!...cállate Taemin porque te juro….-intento contenerse pero nunca fue muy bueno en eso, cuando el explotaba simplemente era el fin de todo, llegue a pensar que sufría de bipolaridad, ya que en un momento podía estar burlándose, riendo e insultándote “de juego” y después te decía mil y un cosas sumamente dolorosas y hasta en ciertas ocasiones llegaba a los golpes:-seguro estuviste en tu estúpido taller de teatro!

-baile…-lo corregí

-teatro, baile, de lo que mierda sea, no me importa, pero crees que vas a hacer lo que te dé la gana bajo mi techo, crees que puedes llegar a la hora que quieras por estar abriéndote de piernas con tus amigos?!

-qué?.....-aquello me irrito y lastimo a la vez, no entendía muy bien a lo que se refería en ese entonces pero sabía que no podía ser nada bueno:-abriéndome de piernas?!,estuve un rato en el taller y luego estudiando, crees que no estuve ocupado? tenía todo encima, no tenía planeado llegar hasta tan tarde

-vete a la mierda Taemin, crees que no se, claro si de seguro estas ahí con tus amigos, amantes, parejas, no me interesa lo que sean pero si vas a estar así prefiero que seas como una puta , al menos así me traes algo de dinero en lugar de solo ocasionarme gastos y más gastos, todo por ese estúpido taller-tenía solo trece años y ya era una prostituta para él, sus palabras solo lograron hacerme colmar la paciencia

-acaso me has visto con alguien?!ah?, en que rayos te basas para llamarme así, cuando realmente lo haga ,ahí quiero escucharte pero por ahora no!, tu no entiendes lo que es tener talento en algo y querer explotarlo al máximo, claro como tú solo te conformaste con ser un simple militar y estar al mando de los demás, es normal para ti, pero para mí no, no quiero ser un mediocre, yo quiero ser totalmente diferente a ti!....-tal vez si yo no hubiera hablado, si él no hubiera hablado, todo hubiera sido tan diferente….su primer impulso fue tomar lo más cercano que tenía como siempre, el que me golpeara no era novedad, pero con tanto ensañamiento y crueldad jamás, a pesar de mis gritos no se detuvo ni un segundo, era como si su único propósito fueran destruirlas:-por favor papá, déjame!-gritaba arrastrándome para escapar

-talento vedad?!yo también te demostrare cuanto talento tengo!-continuo golpeando una y otra vez mis piernas, dolía demasiado, era casi desgarrador, ya no sentía nada más que el ruido de los huesos que parecían romperse, tenía miedo, pánico, pero también sufría, mas que dolor era sufrir por ser él quien me destruyera de tal forma, dio un último y certero golpe que hizo que el grueso roble se partiera en dos y a mi gritar tanto que raspe mi garganta, a partir de ese momento todo se tono negro…………no se cuanto tiempo paso cuando desperté en un cuarto de hospital, había una enfermera que me miro con pena y corrio a llamar al doctor, parpadeaba una y otra vez para acostumbrarme al brillo que ocasionaba el sol en las blancas paredes

-como estas hijo?, veo que por fin despertaste-comenzó a revisar mis signos en una maquina que estaba a mi lado, colocó una encarecedora luz en mis ojos y después me sonrió ampliamente:-como te sientes?

-donde estoy?-pregunte confundido

-en un hospital hijo…..-el brillo de su mirada pareció apagarse:-soy el doctor Choi, tu eres Taemin verdad?-asentí con la cabeza comenzando recordar lo que me había traído ahí
-donde esta?-pregunte con miedo

-tranquilo hijo…..

-no, está afuera?-comenzaba a alterarme

-no Taemin, él no está, se fue, te dejo en el hospital y se marcho….-aquellas palabras hicieron que me inmovilizara por completo, una tristeza indescriptible atravesó mi pecho, a pesar de recordar el salvajismo con el que actuó, me dolía saber que me había abandonado, yo era su único hijo…

-tengo que ir a verlo…-no quería aceptar que me había dejado como si nada, tenía solo trece años, aun era menor de edad, el no podía desentenderse así de mi, intendente levantarme pero mis piernas no me respondían, quise moverlas desesperadamente pero era inútil

-hijo, cálmate…-el doctor Choi me sostenía para que no me moviera

-no!-grite desesperado:-porque no puedo?!Qué pasa?!-por más que luchaba mis piernas parecían solo inútiles extensiones:-déjeme levantarme!

-enfermera…-el doctor la llamo y ella inmediatamente me coloco un calmante en el suero:-con esto dormirás un poco hijo

-porque….-dije débilmente, el calmante fue bastante eficaz en mi cuerpo:-yo quiero….-cedí ante el sueño


7 meses después…………


Ese día tenía otra de las quinientas operaciones que me habían hecho para reconstruir mis piernas, el doctor Choi fue bastante bueno conmigo, el era mi doctor de cabecera y quien costeaba todos los gastos, había veces en los que me parecía inútil todo su esfuerzo pero lo veía tan ilusionado que solo accedía, de mi padre no volví a saber nada hasta una semana después que me había dejado en el hospital, me dejo una simple carta donde me pedía perdón y me decía que se había retirado del ejército ,vendido nuestra casa y había dejado todas mis cosas con la vecina ,que en una cuenta de banco me dejaba todo lo que saco de la casa, los muebles y todo lo demás, según él estaba muy arrepentido y que necesitaba ayuda para aprender a controlarse, hasta eso no volvería a verme y que comprendía si lo odiaba, lo peor era que irónicamente no lo hacía, quería que este ahí conmigo a pesar de todo lo que sufrí al enterarme que mis piernas estaban destruidas y que no volvería a caminar , aun así quería tenerlo cerca, que me dijera que me apoyaría y estaría a mi lado, que era mi padre y que siempre lo seria, pero paso el tiempo y eso fue lo último que supe de él ,no me quejaba, las enfermeras eran muy buenas conmigo y siempre que venían a jugar conmigo, se peleaban por quien sería mi novia cuando creciera, yo me divertía mucho con eso, realmente el hospital se había vuelto casi mi segundo hogar, el primero era la casa del doctor Choi, a los tres meses me dieron de alta y el hablo con la asistencia social para que me permitieran quedarme con él, sin querer el se había vuelto casi en mi ángel guardián

-Taemin….-su voz interrumpió mis pensamientos

-que haces aquí Minho?-le pregunte sorprendido:-se supone que debes estar en clases-le dije en modo de reproche, Minho era el hijo menor del doctor Choi, tenía 16 años, y se había vuelto en un gran amigo, , venía a verme casi diario al hospital ,por lo que me había acostumbrado a su presencia, me sentía realmente triste y vacio cuando no llegaba, Minho se había convertido en alguien casi indispensable en mi vida, era quien me apoyaba y me hacia olvidar la ausencia de mi padre

-un niño regañándome?-sonrió de medio lado:-eso es inconcebible…-agito mi cabello

-que haces aquí, hoy tienes examen…-no quería que jalara por mi culpa y según él me había contado que era un profesor insoportable

-hoy es tu operación no podía faltar, además solo vine unos minutos, después voy a dar mi examen y vuelvo….-me sonrió reconfortantemente, adoraba su sonrisa, me hacia sentir tan feliz y seguro

-ya me viste….-le dije en modo de broma, incitándolo a marcharse

-con que no quieres verme-se acostó a mi lado:-pues ahora no me separo de ti-se abrazo a mi e hizo que colocara mi cabeza en su pecho, se que solo era un niño pero Minho provocaba muchos sentimientos en mi, antes no entendía lo que mis compañeros decían e inclusive lo que mi papa decía, llegue a pensar que ellos tenían razón pero después de un muy buen tiempo de analizarlo entendí que no podía ensuciar el puro y limpio sentimiento que tenia hacia Minho con sus insultos y burlas, pasamos casi media hora así:-ahora ya debo irme..-me informo en tono triste, levantándose de la cama

-está bien…-suspire profundo

-serás fuerte?-me pregunto con una sonrisa

-lo intentare, sinceramente no entiendo porque seguimos intentando…-fui silenciado por sus suaves labios sobre los míos, no creía lo que estaba ocurriendo, estaba teniendo mi primer beso con el chico que más quería en este mundo, cerré los ojos disfrutando de la placentera sensación

-nunca pierdas la fe-me dijo separándose:-si tu continuas intentándolo, te prometo que en cuanto logres dar un paso, podremos casarnos….-aquello me dejo sorprendido

-casarnos?....-pregunte con gran felicidad, Minho se me estaba declarando:-tu quieres…-me detuve en cuanto reconsidere la propuesta, mi sonrisa se borro por completo y el pareció notarlo

-que ocurre, no quieres?-parecía también desanimado

-no es eso, el que no quiere eres tu….cuando vuelva a caminar?, no tienes por qué tenerme lastima Minho y mucho menos hacerme seguir un falso ideal-de pronto sentí un gran deseo por llorar al verlo sonreír asintiendo con la cabeza, pero nuevamente fui interrumpido por sus labios, que capturaron los míos en otro beso, sus labios se movían exquisitamente sobre los míos y su lengua intento adentrarse, tenia trece años pero sabía lo que tenía que hacer así que le cedí el paso, sintiendo como esta acariciaba de manera tierna la mía, comencé adquirir su ritmo pero pronto comenzó a acostarme aumentando la profundidad y necesidad, sentía que ya no podía respirar pero tampoco quería detenerme, casi forzadamente se separo de mi tratando de controlar su respiración y yo la mía

-lastima es lo último que te tengo así que no pierdas las esperanzas entendiste?, todo depende de ti-quiso volver a acercarse a mis labios pero se detuvo con un gesto de impotencia:-debo irme porque si no….-me observo intensamente ,me sonrió y salió casi corriendo:-suerte!-grito antes de irse, estaba totalmente feliz, era cierto Minho fue el único que me trato como a una persona normal, mientras todos tenían a veces exceso de atenciones conmigo ,el me hizo la vida imposible al inicio hasta que cierto día coincidimos en un juego de play station de justamente futbol, era tan competitivo que se rehusó a ser vencido por mi, compitió sin ningún tipo de piedad conmigo hasta que gano, a partir de ese día, me enseñaba cualquier tipo de juego de consola con tal de competir conmigo, fue así que nos hicimos tan amigos

-Taemin…-una de las enfermeras me llamo con un tono casi infantil:-como esta mi noviecito?, estas listo para ir a la sala de operaciones?-me sonio y yo le correspondí

-totalmente listo-le respondí feliz, no importaba si en esta no funcionaba como en las anteriores, igual yo volvería caminar, volvería a bailar y me casaría con Choi Minho, esta vez yo sería quien le ganaría.


espero les gustara...bye :HELLO:

mayte
mayte

Femenino

I ♥ key
Mensajes 201

Volver arriba Ir abajo

arrastrando las heridas Empty Re: arrastrando las heridas

Mensaje por Honey Choi el Mar Oct 02, 2012 8:54 pm

:HELLO: Aparto, Unnie, me encanto, realmente fue horrible como fue tratado Taemin por su padre, tal vez no fue la mejor forma de conocer a Minho y una nueva forma de vida, pero aplico el dicho de: el momento mas obscuro es antes del amanecer, lo ame, llore y sonreí con ese final, me gustaría una continuación, deja mucho material para una ^^ !!! me encanto y no puedo dejar de repetirlo x3 bueno hasta pronto y disculpa por tardar tanto en editar u.u, gracias por compartir, hasta pronto y FIGHTING !!! :minhcute:


Última edición por Honey sakura el Lun Oct 15, 2012 6:15 pm, editado 1 vez
Honey Choi
avatar

Femenino

I ♥ The Flaming Charisma Minho ♥
Mensajes 250

Volver arriba Ir abajo

arrastrando las heridas Empty Re: arrastrando las heridas

Mensaje por mayra17 el Vie Oct 05, 2012 8:39 pm

aparto!
me gusto muchoooooooo
gracias hermanitaarrastrando las heridas Tumblr_mazas6TMyz1rhtg3zo2_500sabes k AMO el 2min aunk pobre Taemin su padre fue un desgranado arrastrando las heridas 2750311837 ojala logre volver a caminar aunke teniendo a Minho a su lado cualkiera :CUTE: arrastrando las heridas Tumblr_mbbq01nigU1rwdb8no2_500
mayra17
mayra17

Femenino

I ♥ Taemin(aunk tambien amo en secreto a Onew)
Mensajes 88

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.