Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(oneshot) Una extraña forma de conocernos Empty (oneshot) Una extraña forma de conocernos

Mensaje por evigtt el Miér Jul 25, 2012 9:18 pm

Titulo: Una extraña forma de conocernos
Autor: yo
Parejas: OnKey, 2Min -Jonghyun estaba de vacciones (?)
Nota: es el primer fic de SHINee que escribo, espero sus criticas.


POV Key



Estamos sentados los cuatro en torno a la pequeña mesa circular de la
casa de Minho. Éste se ríe a carcajadas, Taemin no comprende y alterna
una confusa mirada entre todos, Jinki en cambio solo sonríe bebiendo de
su soda, y yo… yo no puedo mas con el grans sonrojo que cubre mi rostro…

-Omma, ya cuéntame!, -me jalo de la manga del sweter haciendo su
mirada de niño pequeño con la resonante risa de Minho como fondo- Yah!
MinHo- le da un golpecito con el puño al alto y éste cesa su risa- Para
de reír que no dejas a Key hyung hablar –regresa su atención a mi-
Cuéntame, ¿Cómo es que se conocieron?

Suspiré, cerré los ojos y comencé mi relato.



~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*



“Salí de las clases de danza con el bolso de ropa al hombro, los
audífonos bien ajustados en los oídos y el ipod en la mano meciendo la
cabeza con suavidad al ritmo de la música, sin importarme que se me
quedasen viendo por la particular forma de caminar que tengo.



Pasé por el parque de siempre, al quedar de camino a casa y ser tranquilo me hizo su habitual invitado.



Me era costumbre saludar a la pareja de ancianos sentados en el
primer banco del parque alimentando a las palomas, les sonreí y ellos
hicieron lo mismo.



En la zona de juegos infantiles Junsu y Soohee realizaban otra infantil competencia “como todos los días
pensé recordando fugazmente mi infancia, giré la cabeza a las bancas
bajo la sobra de los árboles y les dirigí una mirada sonriente a las
madres de los niños que conversaban junto al pequeño Minki el cual movía
sus manitas alegremente en su carriola y miraban de ves en ves a sus
hijos.



Los niños al verme se levantaron de un salto de los columpios
enrollando sus brazos a mis piernas en cuanto llegaron a mi lado,
revolví el cabello de ambos intercambiando cortas palabras para luego
despedirme y seguir mi camino.



Al pasar por mi parte favorita del parque, donde se encontraba una
pequeña fuente con pesitos de colores y un punte pequeño que la traspasa
por en medio note algo diferente… un chico dormido del otro lado del
puente, justo al borde de la fuente, por curiosidad aceleré el paso y al
llegar al final me agache a mirar mas de cerca al inusual visitante.



-Debe ser un limosnero…- musito viendo esa ropa que es un pecado
contra la moda, el rostro manchado con algo similar al barro, al igual
que las manos, sin querer observo su perfil en detalle y si bien esta
manchado, sus facciones son lindas con esos labios gruesos quedan
perfectos en su rostro-… es lindo, si se bañara – suspiré al saber que
otros sufren mas que yo y que no les da vergüenza andar por la calle
vestido tan mal, saque la billetera y deje un billete sobre su mano, y
salgo por la parte trasera del parque para cruzar la calle y adentrarme
al edificio donde vivía.



Los siguientes días pasaron normales, salvo el detalle que todos los
días el grosor de mi billetera bajaba un poco al dejarle un nuevo
billete al joven durmiente de la fuente, no es que fuera caritativo, en
otras circunstancias le habría gritado “Vago, ve y trabaja” pero verle
las manos sucias, con pequeños cortes y la ropa manchada de dios sabrá
que me ablandaron el corazón haciendo que mi dinero va a parar a su mano
o ropa, la misma de todos los días.



Otro pequeño echo diferente que no note, sino hasta el miércoles, fue
la venta y remodelación la tienda de antigüedades que hay en la esquina
antes del parque, comprado por un talentoso y joven artista para ser un
salón de arte.



Hoy es viernes, último día de clases en la universidad, amo las
clases y mi carrera de diseño textil, pero es agotador mas sumado a las
clases de danza que tomo desde hace 2 años.



Voy caminando por las céntricas calles de Seúl, una cuidad que ya se
ha hecho mía, estoy tan acostumbrado a sus sonidos, el taco que se forma
en horas punta, los grandes Mall llenos de tiendas que casi conozco a
la perfección, si, soy un adicto a las compras hehe y hoy es día de
ellas!



Ya llame a TaeMin para que me acompañe a comprar, se que a él no le
gusta mucho estar tanto tiempo entre tienda y tienda, pero las palabras
“Luego iremos a comer helados gigantes” captaron toda su atención y
voluntad, mas si es a la heladería donde MinHo, su novio que parece
humanoide por lo grande de sus ojos trabaja de mesero.



-Bebé! –lo saludo estrechándolo entre mis brazos haciendo que se
queje un poco al recibir las miradas de los transeúntes, cosa que poco
me importa, si ellos no tienen la suerte de que un hermoso chico como yo
los abrace, no es mi culpa.



Nos pasamos dos horas recorriendo las plantas superiores del mall
para al fin decidirme por unos nuevos pantalones que se ajustan como
segunda piel a mi cuerpo resaltando mi bella figura.



-Ahora falta una playera y..-



-Omma!! –interrumpe mi casi hijo- ya vamos a tomar helados, tengo
calor- pide con esos ojitos implorantes y un pucherito irresistible en
los labios.



Asiento sin poder resistirme a tan tierno gesto, suerte para nuestros
cansados pies que la heladería y queda en el patio de comida del primer
piso y hay escaleras eléctricas que dan directo a ella.



Entramos sin tardar más que un minuto en localizar a MinHo, solo
tuvimos que seguir las miradas de las chicas que se le pegan como miel a
la abeja O como princesas al sapo –me reí ante mi comparación atrayendo la mirada extrañada de MinHo y una ceja alzada de TaeMin.



Vi venir al alto y saludar de un beso a mi hijo provocando los
colores en las mejillas de él. Suspiré, aunque no lo diga yo también
quiero enamorarme y lucir una sonrisa de babo enamorado.

Me pasé más de una hora engullendo helado gratis como loco una ventaja de tener a MinHo de amigo. Prefería endulzarme con ello que con la plática empalagosa de la pareja. Yo también quiero enamorarme…

-Oh! –exclama MinHo rebuscando en sus bolsillos y saca la billetera
extrae de ella dos pequeños, brillantes y rectangulares papeles- Casi lo
olvido –nos mostró los papeles que tenían en la mano- éstos son pases
para la inauguración del salón de arte, ese que está a unas cuadras de
aquí, cerca de tu departamento Key

Asentí ya sabiendo cual era.

-Me las regalaron y quería que tu y Taemin fueran, yo no puedo, tengo turno de medio día y no alcanzo a llegar-

-Ósea –alcé una ceja, baje un poco la cabeza para darle mas
intensidad a mi mirada y la fijé en el alto- nos las das como tus
sobras? –me gustó ver los hombros de MinHo temblar de miedo ante mi tono
serio.

-Omma!! No seas malo-dijo TaeMin dándome un codazo suave, yo reí por
mi bromita –Gracias MinHo, si iremos –respondió mi hijo tomando las
entrada que le arrebaté y los guardé en mi cartera.

Nos despedimos de MinHo y luego lo hice yo de Minnie caminando de
vuelta a mi casa, al pasar por fuera del salón de arte me detuve mirando
la fachada, es increíble, hace unos días las ventanas estaban cubiertas
por cortinas de metal sin dejar ver nada del interior, el único cambio
que se podía ver era el cambio de las puertas de vidrio por unas de
madera, ahora en cambio las cortinas de metal ya no estaban permitiendo
ver un hermoso paisaje pintado en el vidrio que se me hizo conocido.
–esto es.. -

-¿Busca algo?- preguntó una voz, me di vuelta y una hermosa sonrisa
fue lo primero que note de ese joven, me quede embobado por unos
minutos, su ropa y esa mirada tranquila me llevaron a “keylandia” el
mundo donde nada mas que yo existe y extrañamente se coló aquel joven,
hasta que su voz me trajo de vuelta al mundo real –Estas perdido?

-Eh? No! Claro que no- acomodé mi cabello con una mano en un gesto
muy divo diluyendo la imagen de bobo que debí haber dado antes. –Solo
miraba –apunté con la mano el salón tras mío –Pero ya me voy, se me hace
tarde. –hice una corta venia y caminé hacia mi hogar ingresando al
parque para acortar el camino, solo que sentía pasos tras mío, voltee y
lo vi, me venia siguiendo -se habrá enamorado de mi– me pregunté en mi mente desacelerando el paso hasta que quedamos uno al lado del otro.

Él sonrió nuevamente de esa forma brillante suya haciéndome ruborizar.

-Parece que vamos en la misma dirección- comenta, yo solo puedo
asentir, me ha dejado noqueado mentalmente de nuevo.- Hace poco me mude a
vivir al edificio que queda del otro lado de éste parque…

Me parece que escuché mal, ósea, si él viviera en el edificio que
vivo yo, ¿lo habría notado no? -¿En donde vives? –pregunto para sacarme
la duda.

-Allí–apunta un edificio de 6 pisos que se deja ver por sobre los
árboles, y efectivamente, es el mío. –Solo que éstos días apenas llevaba
a dormir pues estoy ocupado en el montaje de las esculturas, una en
particular me ha dado bastantes particular me ha dado bastantes
problemas... Sabes… -puedo notar un tono alegre en su voz-.. mañana se
inaugura el salón de artes en el que trabajo…-lo vi de reojo, tenia
puesta su mirada en la zona de juegos, yo hice los mismo por costumbre-
Están bien hechos.. y son creativos –musita y me mira instándome a
opinar-

-Supongo- respondo sin ser consiente de que se supone quiere que diga.

Se ríe -Lo siento, cuando veo alguna estructura artística tiendo a opinar de ella y pedir opiniones hehe es un mal habito.

-Entonces.. ¿Eres tú el joven y talentoso artista?

-joven.. –Suelta una risita melodiosa- ..no soy tan joven aunque
espero ser talentoso, si no moriría de vergüenza mañana- detuvo su andar
al final del punte y se agachó cogiendo una pulsera delgada de color
rojo de entre la grama –aquí estabas… pensé que la había perdido hace
días

Tengo el extraño presentimiento que ya lo había visto antes -¿vienes seguido? – solo espero que no sea quien pienso que es.

-Si, todos los días tomo una siesta en éste sector, es muy tranquilo y
me sirve para relajarme antes de seguir montando las obras en el
salón-se mira las manos.

Sin que se fije escaneo sus manos Oh Dios estan heridas igual que..- El limosnero! eres el limosnero!!–exclamo apuntándolo con los ojos bien abiertos.

-Linos..nero? jajajajjajajaja eres tú! –ríe fuerte sujetando su estómago- tú dejas dinero en mi mano mientras duermo.

No se porque mis mejillas están muy rojas,.. las siento caliente -Que vergüenza- bajo la cabeza suavemente deseando no haber abierto la boca.

Él sigue riendo un rato mas sin ser conciente que entre mas ríe mas deseo que la tierra se abra y me trague entero.

Ahh~ -suspira con una sonrisa divertida en los labios- Eso fue divertido…

-Lo siento –me disculpo y comienzo a caminar rápido sin voltear a tras, pero me toma de la mano deteniendo mi andar

-Perdón, no quise hacerte sentir mal, yo.. me gustaría saber.. si
quieres asistir a la inauguración mañana –estoy por declinar la
invitación, y lo nota pues no me deja que diga nada- en verdad me
gustaría que fueras, por favor. –asiento hipnotizado por esos dulces
ojos cafés…”



~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*~~~*



-Entonces.. Dices que lo confundiste con un vagabundo-

-Limosnero! –interrumpo a MinHo que tiene una gran sonrisa burlona en
los labios, puedo ver como TaeMin se retuerce de la risa a su lado y
Jinki, él esta sonriendo tranquilo-

-Ok, un limosnero, solo por estar vestido con harapos-

Jinki murmura algo que suena a -Es mi chal favorito – en defensa de su ropa-

-Bieeeen- retoma la palabra el alto- como decía, le dejabas dinero
todos los días, sumándole que ambos viven en el mismo edificio y no te
habías dando cuenta, se encontraron por casualidad, le caíste bien, te
invitó a su inauguración, salieron a una pequeña cita dándose cuenta que
se gustaban y recién a la semana siguiente supiste que Jinki era mi
mejor amigo? -



-Si- contesto en un tono bajo, casi inaudible.



-No eres tú el todo poderoso Kim KiBum!-



-No puedo saberlo todo –pobre defensa, lo sé, pero las cosas pasaron
de una forma tan rara que ni yo las entiendo.- Tú nunca dijiste que era
tu amigo, es mas! Ni sabía que tenías amigos! –recibo una mirada nada
amigable de Minho y sé que esta por decir algo mas, pero la mano de
TaeMin en su hombro lo distrae junto con el tierno beso que le da en los
labios.



-Lo importante.. – dice el menor y siento a Jinki posarse tras del
sofá en el que estoy sentado y pasar sus brazos por mis hombros- Es que
ahora están juntos-



-Si –respondemos al unísono Jinki y yo sonriéndonos.



Nunca juzges un libro por su portada, pues por dentro puedes encontrar una maravillosa historia que atrape toda tu atención.
evigtt
evigtt

Femenino

I ♥ Jinki&TaeMin
Mensajes 87

Volver arriba Ir abajo

(oneshot) Una extraña forma de conocernos Empty Re: (oneshot) Una extraña forma de conocernos

Mensaje por anny-min el Vie Ago 03, 2012 4:23 pm

hooo que lindo, me ha encantado
no soy fan del onkey pero este me ha gustado
mira que ocnfundir al artista jinki coon un
limosneroo ha de haber sido la cosa mas graciosa
y vergonosa del gran key jejje, de lo que se
perdio Jjong por andar de vacaciones jejjee
anny-min
anny-min

Femenino

I ♥ minho & Taemin
Mensajes 935

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.