Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

One Shot: Waiting for this moment [Taemin] Empty One Shot: Waiting for this moment [Taemin]

Mensaje por Banylicious el Sáb Jul 14, 2012 12:23 am

Hola bueno como soy "nueva" en realidad no posteo mucho, y mi tiempo es poco :'( , ahora me animé a subir un Fic, lamento que sea muy largo, tal vez y les aburra, como sea, espero lo disfruten, lamento que sea mucho U_U no soy la mejor haciendo fic y no tengo muchos, espero que les guste. (:

Title: Waiting for this moment.
Autor: Banylicious (Yo)
Personajes: Taemin & Becca
Características Especiales:Héterosexual, un solo capitulo. Narrado por Taemin.
Género: Romance.

-¡No puedo creer que se me haga tarde otra vez!-, dije entre dientes guardando mis útiles para ir al colegio, mi madre ya había gritado un par de veces para que bajara a desayunar pero la verdad es que el autobús no tardaría en pasar por mí, bajé las escaleras corriendo y besé a mi madre en la mejilla –Gracias mamá se ve delicioso pero voy tarde- Fue lo único que le dije y corrí hacia la parada del autobús en la esquina de la calle, cuando llegue el autobús estaba esperándome, corrí hacia él y me subí, como siempre tome el asiento de lado izquierdo tres asientos detrás del conductor, durante los 5 años que habían pasado desde que mi compañera se fue nadie se atrevió a sentarse ahí, éramos los mejores amigos, muchos decían que parecíamos algo más pero la realidad es que ella era como la hermana que nunca tuve, bueno eso pensaba, me preguntaba que estaba haciendo ahora, ella estaba tan lejos de mí, regresó a su país porque sus padres consiguieron un mejor trabajo, y ella ya no podía seguir aquí, aunque en aquella época había rogado a mis padres que la adoptaran para que nunca me separaran de ella, pero al final ella se fue un 13 de Diciembre, estaba nevando cuando la vi salir de su casa a lo lejos, vi como arrancaba y se iba hacia el aeropuerto, ella volteó desde la parte trasera del auto y se despidió sacudiendo la mano, mi corazón estaba destrozado, sentía que algo me habían robado; cuando baje no me di cuenta de que mi rostro estaba mojado por las lagrimas que derramé, y mi madre me abrazó y mis padres encendieron él auto y me dijeron que podríamos alcanzarlos en el aeropuerto para despedirme de ella , cuando llegamos ahí sus padres estaban sentados esperando su vuelo, ella estaba buscando algo en su mochila naranja con corazones de color amarillo, estaba tan atenta en lo que buscaba que cuando corrí frente a ella no notó mi presencia, después de unos minutos ella miró mis zapatos desabrochados, empezó a levantar la mirada y gritó –¡Taemin!- Se levantó de un brinco y me abrazó y yo le respondí, -Te voy a extrañar Becca, por favor no te olvides de mí- Y le tome la mano para entregarle una de mis fichas (corcholatas) de refresco favoritas, tenia la costumbre de coleccionar las fichas principalmente si tenían colores y dibujos que me gustarán, a ella le di la ficha más extraña que había visto con un dibujo de una abeja sonriente, me gustaba tanto que me dolía desprenderme de ella pero en ese momento de mi vida era mas doloroso desprenderme de Becca que de esa ficha, ella se sorprendió porque sabia lo importante que era esa ficha para mi, ella sacó una pulsera que tejió con su mama, era muy sencilla y con algunas partes chuecas y enredadas, era la primera pulsera que hizo y tenia bordado “TaBe” como símbolo de nuestra amistad, era de color naranja como su mochila y letras negras, la ató a mi mano izquierda, ella dijo que era porque el corazón estaba de lado izquierdo y quería que la guardara ahí, en el corazón, la abracé hasta que anunciaron su vuelo, mientras se alejaban, su madre la tomaba de la mano Becca solo me miraba y se despedía con la mano, esa fue la última vez que vi a Becca, ¿Cómo será ella actualmente? Cuando ella se fue tenia 13 años ahora con 18 años me pregunto como sería si estuviera aquí, ¿Tendría ese color castaño de su pelo?, recuerdo que me gustaba jugar con su cabello, enredar mis dedos en las ondas de su largo cabello, y su risita cada vez que acariciaba sus puntas porque le hacia cosquillas, sus ojos nunca se cerraban al reír solo brillaban, sus ojos color marrón y sus pestañas largas y levantadas que parecían abanicos, sus labios se hacían delgados al reír, sus dientes tan parejos, y su lunar en forma de flor cerca de la oreja, ella decía que era un mancha, para mi era una forma de flor algo marchita tal vez, pero flor a fin de cuentas. ¿Por qué de repente empecé a pensar en ella, porque recuerdo los detalles de su rostro?.

El día en el colegio fue eterno, solo esperaba las vacaciones, hoy por fin terminaban, cuando dieron las 2pm, todos se ponían de acuerdo sobre que harian en vacaciones, a donde saldrían, a que cursos asistirían, algunos de mis compañeros me invitaron a un campamento, pero aun no estaba seguro de asistir, cuando salimos del colegio, camine lento, mi mente estaba nublada de muchas preguntas de recuerdos y tenia ese sentimiento de vacío en el estomago, después de 5 años no sentía algo igual, con excepción cuando hacia exámenes. Llegue a una tienda de juegos mecánicos, metí una ficha en la maquina para sacar un lindo peluche, nunca había logrado agarrar uno, tal vez hoy podría ser el día en que consiguiera uno, pero no lo logré, me di por vencido y seguí caminando por la calle, cruce un parque, me senté en una banca hecha de madera, deje la mochila de lado y saqué un libro, encendí mi reproductor y mientras escuchaba música relajante empecé a leer el libro, después de 1 hora comencé a tener un poco de sueño me levante y me camine hacia el pasto para tomar una siesta, cuando encontré un lugar acogedor y con sombra, cuando me di cuenta recordé que el libro lo dejé el la banca, mire de lejos y una chica estaba ahí parada frente a la banca con el libro en sus manos, no alcance a distinguirla, le grité mientras corría hacia el lugar pero no me escucho, traía unos grandes audífonos y frene cuando un chico la tomo de la mano y se dirigieron hacia la avenida y tomaron un taxi, solo pude ver su cabello largo y un vestido con flores y un bolso café. Ese libro era mio espero que aquella chica se apiadara de mi y lo devolviera, mi costumbre de anotar mi nombre y numero de móvil en mis libros en caso de que se perdieran ya me había salvado un par de veces.

Ya había pasado una semana desde que había perdido el libro, me di por vencido y fui temprano a la librería a comprar otra vez ese libro, en esa librería ya no lo tenían, así que si lo quería tendría que buscar en otra librería o esperar a que llagaran nuevos paquetes, cuando escuche una voz detrás de mi, -Llame a este número pero el dueño no me contestó. Cuando voltee me sorprendí a ver a una chica extranjera de cabello largo y con mi libro en sus manos, era la chica del parque.

Me sentí tan tímido al mirarla a los ojos y sentía vergüenza que una chica tan linda como ella me hablara, bajé la mirada tan rápido como pude y trataba de evitar su mirada. Ella me dio el libro, yo un poco temeroso lo acepte, le dije a la chica de la librería que ya no era necesario el pedido y lo cancelé.

-Hoy llamé al número que escribiste en el libro, y tu mamá me contestó- Dijo ella.
-¿S-si?... ¿M-mi mamá? Pero mi celular no…- En ese momento busque mi celular en mis pantalones y no estaba, lo había olvidado por supuesto.
-Ella es muy amable, me dijo que estarías aquí y corrí para encontrarte y darte tu libro.
-Gracias, se lo agradezco en verdad… Y le hice una reverencia.
-Pero… disculpe, pero como es posible, usted nunca me había visto antes ¿Como es que me reconoció físicamente en esta gran tienda?- Le pregunté curioso.
-¿Que acaso no me recuerdas? ¿No reconoces mi voz… Taemin?... - Sentí su mano en mi quijada y levantó mi rostro y la miré a los ojos, eran esos ojos, esos ojos llenos de lágrimas que hace 5 años vi por última vez en un aeropuerto, era ella, era mi amiga de la infancia, Becca.

Cuando llegamos a una cafetería cercana a un parque nos platicamos todo lo que nos había pasado, yo le conté de mis grandiosas notas escolares, de mi ingreso ala universidad y que iba a estudiar medicina, ella me contó que estaba en un año sabático y que el siguiente año ingresaría a la universidad para estudiar Relaciones Internacionales, también me enteré que regreso a Corea por negocios de su padre, que era posible que ellos regresaran pero ella estaría en Brasil para estudiar, eso me desilusionó, pero me prometió que ahora que nos volvimos encontrar no me dejaría como la ultima vez, también me enteré que había viajado aquí con su novio, un chico apuesto pero que aun no sabia que hacer con su vida se dedicaba al negocio familiar pero no tenia nada claro aun, ella también me conto que llevaba 2 años con el y que en un futuro le gustaría casarse; cuando terminamos el café la acompañé hasta donde se estaba hospedando, pensé que era un hotel, pero sus padres habían comprado una linda casa a unos 15 minutos de la mía, la lleve hasta su casa, mientras caminábamos, ella me tomó del brazo, mientras platicaba de su vida en el extranjero yo no podía escucharla, una voz en mi cabeza no me dejaba, sus ojos eran los mismos, sus grandes pestañas, sus ojos color marrón, sus labios en forma de corazón, su cabello ahora era mas largo y esas ondas en las puntas, se vea linda con un pequeño prendedor que sujetaba su pelo para que no se cayera en el rostro, su rostro era tan liso, esas mejillas rosas cada vez que se reía, sus orejas tan pequeñas y ahora su cuello era mas largo, también tenia piernas largas, y su lindo vestido la hacían ver tan linda, cuando me di cuenta de lo que estaba pensando me puse tan nervioso que tropecé con un teléfono publico, Becca reía tanto que me contagio la risa y olvide el dolor de aquel golpe.

-Te extrañé mucho, espere mucho por el momento de volverte a ver Taemin- Dijo ella tomándome de la mano, no estaba acostumbrado al contacto físico con una chica.
-Y-yo también, he pensado mucho en ti- Le dije y ella me abrazó sorpresivamente, sentí tan cerca su pecho del mio, sentí como latía su corazón, la abrace tímidamente, estaba nervioso, toque y acaricie despacio su espalda y ella me soltó, quería seguir teniéndola en mis brazos pero no pude, me sentía débil, ella abrió la puerta y se despidió con un beso al aire y yo retome mi camino a casa.

El los siguientes días nos veíamos constantemente, nos llamábamos diario y salíamos, también me enteré que su novio había regresado a su país y que desde ese día que él se fue no había hablado con Becca, eso la tenia triste, ese día estábamos en el parque, ella lloró en mi hombro, algo así nos había pasado hace 7 años pero la situación era diferente, ella tenia un hámster llamado “Uva”, lo quería mucho pues era su primer mascota pero había muerto en las garras de un gato de una vecina, yo le tome la mano y deje que llorara en mi hombro, ahora la situación era distinta ahora que éramos grandes, el amor era la razón, ella lloraba porque él en realidad no la quería, la dejo y ella estaba destrozada, yo la volví a tomar de la mano y deje que llorara en mi hombro, en ese momento cuando la vi llorar, ver sus ojos empañados de esas lagrimas cristalinas, lagrimas de tristeza en mi corazón sentí melancolía, sentí tristeza por su tristeza, cuando ella me miro a los ojos ahora no baje mi mirada como otras veces, mire lo hermoso que era su rostro, tome con mi otra mano sus manos las recargue en mis rodillas y con mi otro brazo la abrace, nos quedamos mucho tiempo así que cuando me di cuenta, ella estaba dormida en mi hombro, yo seguía abrazándola y tomados de la mano, para animarla un poco al otro día la invite a mi casa a ver una película, oportunamente mi madre se le ocurrió salir ese día con sus amigas a jugar Poker y me dejo solo, algo que me hacia sentir incómodo, no quería que Becca pensara algo mal, cuando ella llego, la sentí mas feliz que ayer, vimos 3 películas, pero a la mitad de la última ella se quedo dormida en mis piernas, como cuando éramos niños, baje su cabeza con cuidado, y la tape con un suéter mientras preparaba algo de té, cuando despertó tenia el pelo un poco enredado y me acerque a desenredárselo, ella se puso nerviosa lo noté, cuando lo hacia no podía evitar echarse una risita un poco boba que me gustaba, yo estaba decido a no dejarla ir, algo dentro de mi se encendió al verla dormir en mis piernas, ver su cuello y sus grandes pestañas, ver como sonreía por los sueños que tenia, me preguntaba ¿que pensaba, que soñaba, que estaría haciendo cuando ella no estaba conmigo, todavía extrañaría a su novio, ella sentirá lo mismo que yo?. Cuando ella se fue, mi padre no tardo en regresar, yo estaba sentado en la sala con una taza de té y meditando las cosas.

-Si no le dices lo que sientes, ella jamás lo sabrá, y tal vez tú nunca vas a saber que siente ella por ti- Era mi madre la que había dicho eso, llego a sentarse alado de mí, me di unas palmadas, y me dio un beso en la mejilla. –Si no te arriesgas nunca lo sabrás- Se levantó y se fue.
Yo me sentía decidido, lleno de felicidad, porque tenia la esperanza en mi, aunque también me abrumaba la posibilidad de que ella tal vez no me correspondiera, de que tal vez ella no sintiera lo mismo, y el miedo de perderla era enorme, me hacia sentir un hueco en mi estomago, tal vez eso era la señal de amor, de ese amor que siempre estuvo ahí y que nunca vi hasta ahora que vuelvo a tener la oportunidad.

Después de varias “citas” entre nosotros, había preparado algo lindo para ese día en que me había decidido declararle mis sentimientos, la invité a salir a un parque de diversiones, saliendo del parque, la lleve a comer y después fuimos a un edificio que tenia 2 años desde su inauguración, lo que me gustaba era que enfrente de este edifico había una gran fuente iluminada de colores brillantes, y a veces proyectaban algo en el edificio, solo en los eventos nacionales, esta vez le dije a mis compañeros lo que tenían que hacer mientras estaba yo ahí, y que les daría señales para que ellos actuaran, cuando llegamos nos sentamos en la orilla de la fuente, estaba iluminada de color verde, después me levanté fingiendo que iba a buscar a alguien que vendiera dulces, y mientras ella se distrajo un momento me escondí tras un arbusto, y mis amigos le empezaron a dar flores, lindas margaritas de varios colores, ella no los conocía, pero parecían completos extraños para ella, su cara de sorpresa lleno mi corazón de alegría, cuando llegue, le pregunte quien le había dado esas flores, ella se puso nerviosa y dijo que varios chicos se habían acercado a darle las flores, pero que no los conocía, actué como enojado y ella me tomo de la mano y me dijo que no los conocía, ahora note su tristeza, pero eso significaba que entonces ¡me quería!, era el momento, estaba listo, mi corazón latía rápido, sentía algo en todo mi cuerpo que me hizo levantarme y decirle:
-Tengo algo que contarte, algo que desde hace años estaba esperando, todo este tiempo extrañe todo de ti, tu sonrisa, jugar con tu pelo, platicar contigo, contigo yo me siento único, iluminas mi día si éste está nublado, cada vez que tomas mi mano desearía que no fuera porque somos amigos, desearía que tu sintieras lo mismo que yo- Empezaron a salir burbujas de todos tamaños alrededor de la fuente, la fuente empezó a funcionar y cambiaba de color contantemente, y una linda melodía de saxofón de fondo.
-Cuando estas conmigo el tiempo se detiene, no puedo ver mi vida con otra mujer que no seas tu, quisiera abrazarte fuertemente y oler tu cuello, dejar de ser amigos para ser algo más, tan solo dime que me quieres… - Saque un anillo en forma de zigzag y tenia grabado “TaBe”, me hinque frente a ella, cuando la mire, ella estaba sorprendida y vi sus ojos acuosos, estaba a punto de llorar, le levante inmediatamente, pensé que la había lastimado, en ese momento ella me abrazo tan fuerte, sentí sus labios cerca de mi ojera y me dijo -Estaba esperando que dijeras esto, es perfecto, gracias- Cuando me soltó saque el anillo del estuche y lo coloque en uno de sus dedos de la mano izquierda y yo en ese momento le dije –Quiero que siempre me lleves en tu corazón- Ella me volvió abrazar, busque sus ojos, acaricie su rostro, le retire el cabello del rostro y del cuello, recargue mi frente en la de ella, nos miramos a los ojos un momento, ella en ese momento dijo – Te amo Taemin, desde el momento en que ese avión despegó, mi corazón se quedo contigo, quiero escribir una nueva historia contigo- Ella saco de su bolso una ficha con una abeja sonriente, -Siempre estuviste conmigo todo este tiempo. –Te Amo, Be, y saque una pulsera gastada naranja. Nos acercamos, roce sus labios con los míos, y nos besamos, mientras yo acariciaba su espalda y ella me abrazaba por el cuello.
El destino nos separó, nos volvió a encontrar y en el momento justo nuestras vidas volvieron a unirse, el futuro ahora depende de nosotros.

Banylicious
Banylicious

Femenino

I ♥ Onew
Mensajes 111
http://www.twitter.com/Banylicious

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.